8 de julio de 2020
16 de abril de 2020

Emilio Moro y Cepa 21 garantiza el empleo a sus trabajadores y descarta por el momento acogerse a un ERTE

Refuerza su canal 'online' para impulsar el negocio tras el cierre de la hostelería por el estado de alarma

Emilio Moro y Cepa 21 garantiza el empleo a sus trabajadores y descarta por el momento acogerse a un ERTE
Bodega Emilio Moro - BODEGA EMILIO MORO - ARCHIVO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las bodegas Emilio Moro y Cepa 21 han asegurado que, pese a la pérdida de las ventas en hostelería tras el cierre de bares y restaurantes por el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus, no presentarán por el momento ningún Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En concreto, las bodegas, situadas en la localidad de Pesquera de Duero, seguirán sufragando con recursos propios la nómina íntegra del 100% de su plantilla, compuesta por un total de 110 trabajadores entre ambas bodegas, según informan en un comunicado.

Antes del decreto del estado de alarma, Emilio Moro y Cepa 21 se adelantaron a la mayoría de empresas diseñando, a principios de marzo, los protocolos necesarios para garantizar la seguridad tanto de sus empleados como del cliente final.

Dichas medidas incluían, entre otras, el teletrabajo para el personal de oficina, la rotación de equipos y la distancia de dos metros en bodega, así como exigentes protocolos de desinfección e higiene en toda la cadena de producción y distribución, desde la planta elaboradora y el almacén hasta los encargados del servicio de mensajería.

"Viendo la situación de Italia, nuestro comité de dirección comenzó a preparar estos protocolos por si acaso se daba una situación análoga en España, que por desgracia llegó", ha avanzado el presidente de Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21, José Moro.

Moro ha reconocido que lo más importante ahora son los "colaboradores", que al igual que muchos proveedores, son de la zona de la Ribera, poniendo de manifiesto el compromiso de las bodegas con su entorno.

En cuanto a las ventas, ambas bodegas siguen suministrando con normalidad el canal de alimentación tras el cierre de la hostelería, mientras que han apostado por reforzar la venta 'online' a través de la iniciativa 'Emilio Moro y Cepa 21 Unen'.

Se trata de una campaña mediante la cual ofrecen un descuento del 25% a través de su web en todas sus referencias y las envían a domicilio con el mensaje de ánimo y de cariño y que cada uno desee.

De esta forma, la bodega vallisoletana se une a otras como Tempos Vega Sicilia, compuesta por las bodegas Vega Sicilia, Alión, Pintia, Macán y Oremus, que también trasladó hace unas semanas un mensaje de tranquilidad a sus trabajadores sobre la solvencia del grupo y garantizó el empleo y sueldo durante la crisis del coronavirus sin acudir a ningún ERTE.