9 de julio de 2020
25 de mayo de 2020

La empresa Lithium Iberia presenta ante la Junta el documento de inicio de su proyecto de mina de litio en Cañaveral

La empresa Lithium Iberia presenta ante la Junta el documento de inicio de su proyecto de mina de litio en Cañaveral
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el pleno de la Asamblea - ASAMBLEA DE EXTREMADURA

MÉRIDA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa Lithium Iberia ha presentado este lunes ante la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura el documento de inicio del proyecto de construcción de una mina de litio en la localidad cacereña de Cañaveral, y una planta de beneficio minero asociada.

Así lo ha anunciado la empresa promotora, Lithium Iberia, a través de una nota de prensa en la que defiende que este proyecto minero e industrial "reúne todas las características para ser viable desde el punto de vista técnico, social, ambiental, económico y urbanístico", y es "estratégico para la producción de litio en Extremadura, España y la Unión Europea".

Además, el proyecto contempla, en una segunda fase, la puesta en marcha en Badajoz de una fábrica de baterías de litio, que será "clave para el sector de la movilidad en los objetivos 2020 de la ONU para frenar el cambio climático".

Según explica la empresa, los estudios de viabilidad económica realizados hasta la fecha sobre este proyecto "han dado resultados positivos y esperanzadores".

En concreto, la actividad prevista en este documento de inicio presentado este lunes es la extractiva a cielo abierto los primeros años que "permitirá la rehabilitación de los pasivos ambientales existentes actualmente y subterránea para la explotación y beneficio de la mineralización de Las Navas", señala.

La iniciativa industrial prevé crear 400 puestos de trabajo directos en la zona, aunque apunta que "puntualmente, podrá haber picos superiores a esta cifra durante algunos periodos de toda la vida del proyecto".

Esos 400 puestos de trabajo serían directos en el proyecto minero e industrial del yacimiento, al margen de los que se puedan generar de manera indirecta, mientras que el ritmo de producción previsto será de 2,3 millones de toneladas anuales de mineral, principalmente litio.

Así, se prevén dos años de preparación y una explotación de aproximadamente 19 años a un menor ritmo al inicio hasta alcanzar el ritmo de producción de 2.300.000 toneladas por año, y tras finalizar este periodo, se estiman dos o tres años de labores de rehabilitación, lo que resulta en una vida del proyecto de 23 o 24 años, según los cálculos de la empresa promotora.

Además, para el tratamiento del mineral extraído se prevén dos plantas, que son una de concentración minera para la obtención de concentrados de litio, y otra, de hidrometalúrgica para la obtención de carbonato de litio y de hidróxido de litio a partir de los concentrados.

De esta forma, señala que el documento presentado ante la Junta de Extremadura contempla que el proyecto se desarrollará "teniendo en cuenta todas las mejores técnicas disponibles" y cumpliendo "toda la legislación en materia de seguridad minera y restauración de espacio afectado, cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Nacione Unidas (ODS)", señala.

El complejo industrial de Las Navas "reúne todas las características para ser un proyecto viable desde el punto de vista técnico, ambiental, económico y urbanístico", resalta Lithium Iberia, que añade que la viabilidad técnica "está avalada por la utilización de técnicas ampliamente utilizadas en proyectos similares y contempladas como las mejores técnicas disponibles (BAT) en la legislación europea".

De esta forma, añade también que la empresa "contará con los principales interlocutores sociales para elaborar el Proyecto de Explotación y Plan de Restauración de Las Navas", tras lo que ha reafirmado su compromiso de "adecuarlo en todo lo posible a las demandas sociales".

Explica la promotora que los estudios preliminares realizados "permiten concluir que se trata de un proyecto viable ambientalmente", lo que "debe ser constatado en detalle con la realización del Estudio de Impacto Ambiental correspondiente".

El documento de inicio contempla la "restauración completa de la zona minimizando los impactos y con instalaciones prácticamente ocultas y aisladas del entorno", de tal forma, señala la empresa, que las instalaciones "serán todas de carácter temporal", mientras que "la única permanente será una de las escombreras", explica.

La empresa prevé además el "relleno de los huecos mineros, minimizar las escombreras en superficie y eliminar los depósitos de estériles remanentes en superficie", mientras que también se utilizará, según asegura, "además tecnología de construcción de los depósitos que elimine posibles filtraciones de agua y que contribuyan a neutralizar cualquier efecto a largo plazo".

Para leer más