28 de noviembre de 2020
5 de noviembre de 2018

Endesa cree que no hay "una base real" para afirmar que existen 'windfall profits' en nuclear e hidráulica

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha considerado que "no tiene sentido" poner un límite a lo que determinadas tecnologías pueden cobrar en el mercado eléctrico, ya que "no hay una base real" para afirmar que la nuclear y la hidráulica reciben los conocidos como 'beneficios caídos del cielo' ('windfall profits').

En una conferencia con analistas para presentar los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, Bogas se refirió así al ser cuestionado sobre el pacto para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 del Gobierno y Unidos Podemos para tratar de realizar los cambios normativos necesarios en el funcionamiento del mercado eléctrico para acabar con lo que consideran que es una sobrerretribución a estas tecnologías.

El directivo subrayó que tanto las nucleares como las hidroeléctricas "no están amortizadas completamente", ni con fines contables ni financieros, ya que cada año se hacen "inversiones muy altas e importantes" en ellas.

Así, afirmó que Endesa ha invertido desde 2001 unos 2.000 millones de euros en las nucleares y unos 800 millones de euros en las hidroeléctricas, del orden de unos 130 o 140 millones al año en las primeras y entre 40 o 50 millones de euros anuales en las segundas.

Además, señaló que al cierre de los nueve primeros meses de 2018, el valor contable en libros de las nucleares del grupo alcanza los 2.800 millones, cifra que en el caso de las centrales hidráulicas asciende a unos 800 millones. "Así que está claro que para nosotros no hay 'windfall profits' en estas tecnologías", dijo.

No obstante, Bogas, que indicó que Endesa ya está "manteniendo reuniones con los diferentes partidos políticos para explicar la realidad de estas dos tecnologías", consideró que habrá que ver qué sucede "en el futuro" con esta propuesta ante las posiciones de los diferentes grupos.

RECORTE DE LA CNMC A LA DISTRIBUCIÓN.

Respecto a la propuesta de recorte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a la retribución a la actividad de transporte y distribución y a las renovables para el segundo periodo regulatorio 2020-2025, Bogas recordó que el informe del regulador "no es vinculante".

No obstante, valoró la metodología aplicada por la CNMC para este periodo regulatorio, basada en el coste medio ponderado del capital (WACC en inglés) y consideró que el Gobierno aprobará la propuesta.

El consejero delegado de Endesa consideró que la tasa de retribución propuesta del 5,58% para las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y del 7,09% para las renovables "mejora ligeramente" el borrador inicial de la CNMC, aunque puso en duda que pueda ser suficiente para acometer las inversiones de unos 100.000 millones de euros que debe abordar el negocio regulado para cumplir los objetivos de la transición energética hasta 2030.

ELEVA SU PREVISIÓN DE EBITDA PARA 2018 A 3.500 MILLONES.

Por otra parte, Endesa mejoró "ligeramente" su previsión de resultado bruto operativo (Ebitda) para este año 2018, elevándolo a 3.500 millones de euros, frente a los 3.400 millones de euros previstos inicialmente.

El director financiero del grupo, Luca Passa, consideró que con esta nueva guía de Ebitda la compañía está "más cómoda que antes", aunque afirmó que se mantiene la previsión de un beneficio neto de 1.400 millones de euros.

"Una mejora del Ebitda de 100 millones de euros no se traduce en 100 millones de euros en beneficio neto. Nuestro Ebitda en relación con el beneficio neto es de alrededor del 40%. Definitivamente, nos sentimos más cómodos con el objetivo, pero hoy no podemos aumentarlo", dijo.

Para leer más