3 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

España deberá devolver 205 millones de euros de ayudas agrícolas de la UE por irregularidades

España deberá devolver 205 millones de euros de ayudas agrícolas de la UE por irregularidades

BRUSELAS, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

España deberá devolver 205 millones de euros de ayudas agrícolas de la Unión Europea porque se gastaron de forma irregular y no se aplicaron los controles obligatorios. La mayoría de las subvenciones que tendrán que reembolsarse a Bruselas (183,9 millones) corresponden al sector del aceite de oliva, según informó la Comisión en un comunicado.

El Ejecutivo denunció la insuficiencia o incluso la ausencia de controles sobre las declaraciones de cultivo y de rendimientos de los olivares y las irregularidades constatadas en el control de los molinos en el sector de la producción de aceite de oliva.

Además de estas subvenciones, las autoridades españolas deben devolver 16,6 millones de euros recibidos por Andalucía en ayudas a la superficie por insuficiencias en los controles y visitas de los inspectores. Por su parte, Canarias reembolsará 1,19 millones de euros de su régimen especial POSEI por pagos tardíos no justificados. El Ejecutivo comunitario reclama finalmente a España otros 4,13 millones por no respetar los plazos de los pagos y devolverá a Madrid 0,59 millones por varios casos en los que se han aplicado umbrales de ayudas demasiado estrictos.

El volumen total de ayudas que la Comisión ordenó recuperar este jueves asciende a 256,3 millones de euros. España es con diferencia el Estado miembro más afectado, pero también tienen que devolver subvenciones Italia (10,5 millones) o Reino Unido (9,7 millones). Otros Estados miembros afectados por la decisión son Bélgica, Chipre, República Checa, Alemania, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Malta, Portugal, Suecia y Eslovenia. La mayoría de estos países reembolsarán cantidades irrisorias.

La comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, destacó en un comunicado que "este procedimiento es fundamental para garantizar la buena utilización de los fondos agrícolas de la UE". "El sistema de controles ha mejorado mucho estos últimos años, y no ahorraremos esfuerzos para resolver los problemas persistentes", subrayó.