25 de abril de 2019
16 de febrero de 2008

Estafa Filatélica.- Los afectados de Fórum y Afinsa se manifiestan hoy en Madrid para reclamar al Gobierno una solución

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los afectados de Fórum Filatélico y Afinsa se manifiestan hoy en Madrid para reclamar al Gobierno una solución definitiva a la situación de los más de 460.000 perjudicados por las presuntas estafas.

Esta será la tercera manifestación que recorre las calles de la capital desde la intervención judicial del 9 de mayo de 2006 y está convocada por las plataformas independiente que forman el colectivo de la Coordinadora Española de Afectados por Fórum Filatélico (Ceaffa) y Afinsa, que engloba a 160.000 perjudicados.

La organización tiene previsto reunir a más de 100.000, ya que las asociaciones de las diferentes comunidades autónomas han completado alrededor de 300 autobuses que trasladarán a los manifestantes hasta la capital. La mayor afluencia la protagonizarán los afectados de Madrid, comunidad que agrupa a 95.000 de las 460.000 familias perjudicadas.

El lema escogido para la marcha es: "460.000 afectados de Fórum y Afinsa. Justicia y Solución Ya. Estado Negligente: 1979-2006". Los afectados pretenden hacer llegar a la sociedad la grave situación a la que se han visto abocados con la intervención y exigir al Estado que asuma su responsabilidad por "no haber controlado el sector de bienes tangibles que funcionó sin cortapisas durante 27 años y cuya actividad fue publicitada, incluso, por los poderes públicos".

La subdelegación del Gobierno en Madrid ha autorizado el recorrido, que partirá a las 16,30 horas de la Plaza Moncloa para atravesar la calle Princesa y concluir en la Plaza de España, donde se leerá un manifiesto.

Además, alrededor de veinte afectados de Fórum Filatélico y Afinsa se encerraron ayer por la tarde en la Catedral de La Almudena para reclamar una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En principio, tenían previsto permanecer en el interior del templo hasta la hora de la manifestación.

Tras la protesta, está prevista una misa en la parroquia de Santa Teresa de Jesús y San José por los más de 2.000 afectados fallecidos desde que tuvieron lugar las intervenciones del 9 de mayo de 2006.

Los representantes de los afectados consideran que el proceso de liquidación de las empresas está "dirigido" y denuncian que los acreedores "no tienen presencia" en la administración concursal, tal y como marca la Ley.

Las asociaciones independientes convocantes, que aglutinan a 160.000 de los 460.000 afectados, temen que la liquidación de ambas empresas "se haga a precio de saldo como en el caso Rumasa beneficiando a personas próximas al poder político y haciendo así más gravoso para el Estado el pago de las compensaciones, que a través de la figura de la responsabilidad patrimonial, están seguros que fijará la Justicia".