17 de septiembre de 2019
6 de agosto de 2009

El Euríbor sube por segundo día consecutivo, al 1,346%

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Euríbor, tipo de interés al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, subió hoy por segundo día consecutivo y se estableció en el 1,346%, a la espera de las decisiones que emanen de la reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

Los mercados dan por descontado que el instituto emisor dejará el precio oficial del dinero sin variación (1%), pero el giro del Euríbor podría interpretarse como una señal de que esperan un guiño de su presidente, Jean Claude Trichet, de que el organismo no descarta de plano nuevas medidas de flexibilización si fuese necesario.

El indicador rompió ayer una larga racha de descensos que mantenía de forma ininterrumpida desde hacía 40 días, y subió en tasa diaria hasta el 1,345%, frente al 1,344% marcado el día anterior.

El Euríbor emprendió una senda ininterrumpida de recortes el pasado 10 de junio, fecha desde la que ha pulverizado mínimos históricos casi a diario, pero con el último cambio marcado deja de recortar el diferencial con los tipos oficiales de interés.

Pese a este paréntesis en la senda de descensos, los expertos consultados por Europa Press pronostican que el Euríbor seguirá estrechando la brecha con los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo (BCE) en los próximos meses, hasta casi rozar el 1% en noviembre.

El último cambio diario sitúa la media mensual de agosto casi cuatro puntos (-3,978%) por debajo de la de hace un año, cuando el indicador se encontraba en niveles máximos (5,323%), disparado por las restricciones de liquidez en los mercados.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ya ha publicado el Euríbor para el mes de julio, cuando cerró en el 1,412%, lo que significa la tasa más baja de la historia, y contrasta con la de doce meses antes (5,393%), cuando marcó su récord al alza.

Con la tasa mensual del Euríbor del mes de julio, el indicador encadenó diez meses consecutivos de recortes, y si avanza en la normalización de los mercados financieros, podría acumular once meses de bajada.

La caída del indicador del pasado mes de julio se traduce para los usuarios de hipotecas a los que les toque revisar ahora la letra en un descenso de aproximadamente 330 euros al mes y de 4.000 euros al año para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años con un diferencial de Euríbor más 0,75%.

A pesar del abaratamiento que la caída del Euríbor supone en las hipotecas, los créditos para la compra de vivienda experimentaron en junio el menor crecimiento (+0,9%) experimentado en los trece años de la serie histórica que figura en los registros del Banco de España.