31 de octubre de 2020
19 de abril de 2018

La Eurocámara aprueba nuevas medidas para fomentar la reconversión ecológica en la producción de alimentos

Se permitirán las explotaciones mixtas y se facilitará la certificación a los pequeños agricultores

BRUSELAS 19 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este jueves nuevas medidas para facilitar la reconversión ecológica en la producción de alimentos, animar a agricultores y productores en general a que lleven a cabo la transición y ofrecer a los consumidores garantías de "alta calidad" para "responder a las necesidades de un mercado en crecimiento".

La resolución, que ha sido aprobada por 466 votos a favor, 124 en contra y 50 abstenciones, permitirá que convivan las explotaciones mixtas con el fin de fomentar la reconversión, de manera que éstas podrán producir tanto alimentos convencionales como ecológicos "siempre que las dos actividades estén separadas de manera clara y efectiva".

Se impulsará la certificación en grupo para "ahorrar tiempo y dinero" a los pequeños agricultores que quieran pasar a la producción ecológica, y se establecerán controles más estrictos a lo largo de toda la cadena de suministro con el fin de "asegurar la calidad", que consistirán en revisiones 'in situ' al menos una vez al año o una vez cada dos años si no se ha detectado ningún fraude en los últimos tres años.

La nueva normativa, que todavía debe de ser aprobada formalmente por los Estados miembros y se prevé que entre en vigor en enero de 2021, pretende evitar la contaminación con pesticidas químicos o fertilizantes sintéticos a través de "medidas preventivas" como la imposibilidad de etiquetar un producto como ecológico si se sospecha de la presencia de un plaguicida o fertilizante no autorizado hasta que la contaminación sea investigada.

Asimismo los países que ya cuentan con legislación que establece umbrales máximos para las sustancias no autorizadas en los alimentos ecológicos, como los plaguicidas, podrán seguir haciéndolo pero deberán abrir su mercado a los productos de otros países de la UE que cumplan las normas comunitarias.

Por otro lado, las importaciones de terceros países deberán respetar los estándares europeos. Las actuales reglas de "equivalencia", que obligan a los países de fuera de la UE a respetar reglas similares pero que no son idénticas, dejarán de aplicarse en un plazo de cinco años.

El pasado junio el pleno ya respaldó la nueva ley sobre producción ecológica y etiquetado. Tras esa votación la Eurocámara y el Consejo, las dos instituciones con poder legislador en la UE, alcanzaron un principio de acuerdo, por lo que el último paso será la aprobación de la normativa por los gobiernos nacionales.

Para leer más