20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 25 de octubre de 2016

    La Eurocámara pide estandarizar las inspecciones de mallas y capturas para evitar discriminación de flotas

    BRUSELAS, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El pleno del Parlamento Europeo ha pedido este martes protocolos estandarizados para las inspecciones de las mallas y de las capturas para evitar la discriminación de las flotas, debido a los diferentes métodos de control empleados en los Estados miembros para cumplir con las normas comunitarias.

    Los eurodiputados han advertido diferencias en la vigilancia de la actividad pesquera según los Estados miembros, ya que no todos llevan a cabo el examen sobre todos los eslabones de la cadena, desde la pesquería hasta la mesa.

    También hay diferencias, según los eurodiputados, en las sanciones que se aplican, lo que lleva a que una misma infracción sea castigada con sanción administrativa en un país y penal en otro.

    Por ello, el pleno reunido en Estrasburgo (Francia) ha pedido que la estandarización de los castigos y que se vigile toda la cadena de producción y que se encargue la responsabilidad de control en el mar a un único organismo, para evitar solapamientos.

    Entre las sanciones que proponen los eurodiputados en su posición adoptada este martes en Estrasburgo (Francia) destacan las multas económicas, la suspensión temporal de la actividad pesquera y, también, la posibilidad de sanción penal.

    Los eurodiputados han defendido así la necesidad de controles iguales que garanticen un "trato justo" para todos los pescadores de la UE, pertenezcan a la flota que pertenezcan.

    Otra de las reivindicaciones del Parlamento es que la Agencia Europea de Control de Pesca (EFCA, en inglés) y a los organismos de formación nacionales que introduzcan un "plan de estudios" troncal en toda la UE para la formación de los inspectores.

    La Eurocámara se ha posicionado de este modo de cara a la revisión del reglamento de 2009 que debe cumplir la Comisión Europea en 2017.