23 de julio de 2019
20 de junio de 2008

Fidalgo da por "seguro" que habrá una nueva reforma de pensiones en esta legislatura

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, dio hoy por "seguro" que en esta legislatura se logrará un nuevo acuerdo social de pensiones, una vez que se reúna el Pacto de Toledo, previsiblemente hacia el mes de septiembre.

Fidalgo, en declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, se refirió al informe del Banco de España publicado esta semana, en el que urgía a reformar el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad, asegurando que esta institución "no es enemiga" del sistema de pensiones y siempre "dice lo mismo" sobre esta cuestión.

El líder sindical recordó que en el año 1993, arrancando desde la 'hoja de ruta' que supuso el Pacto de Toledo, se saneó el sistema, previendo una reforma permanente del mismo para garantizar su viabilidad.

En este sentido, Fidalgo señaló que hacia 2015 el sistema de pensiones español tendrá que pasar por el "desfiladero demográfico" y precisó que para superar esta situación existe el Fondo de Reserva, actualmente dotado con 56.000 millones de euros.

"Evidentemente, en esta legislatura, pues seguro que haremos el cuarto acuerdo de pensiones, una vez que se reúna el Pacto de Toledo en el Parlamento. Por tanto, no hay nada que alertar. La gente tiene que saber que el sistema es viable si se combinan medidas de incremento de contributividad con solidaridad", afirmó el dirigente de CC.OO., que añadió sentirse "tranquilo" con la sostenibilidad del sistema.

HAY CRISIS

Fidalgo también habló de la reunión que se celebró el pasado miércoles en el Palacio de La Moncloa entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los líderes sindicales y empresariales para dar inicio formal al proceso de diálogo social.

Precisamente, el secretario general de CC.OO. fue el único que utilizó la palabra crisis al referirse a la actual situación económica. Preguntado por esta cuestión, Fidalgo reconoció que "esto puede llamarse de muchas maneras", pero que él no tiene problemas en hablar de crisis.

"No considero más grave decir que hay crisis que que estamos en una desaceleración con inflación que puede llevarnos a una estanflación", aseguró Fidalgo, que insistió en que el escenario económico es "duro", con consecuencias sociales "poco deseables".

El dirigente de CC.OO. afirmó que Gobierno y sindicatos tienen que ponerse de acuerdo sobre lo que está ocurriendo, la razón de por qué es así, para no repetirlo nunca más, y en cuánto tiempo la situación puede adquirir "otro color".

De lo que se mostró convencido es de que esta crisis económica no es como las anteriores y que, por tanto, no tiene "protocolo" ni recetas "fáciles y brillantes". Tampoco se resolverá recortando derechos sociales a través, por ejemplo, del abaratamiento del despido, la rebaja de la prestación por desempleo y la moderación de los salarios, cuyo crecimiento, dijo, ya es "suficientemente moderado".

En este sentido, advirtió de que los sindicatos se movilizarán si los "paganos" de la crisis son los derechos sociales. En cualquier caso, Fidalgo dijo que el Gobierno y la patronal "saben cuáles son las rayas rojas" de los sindicatos, "y esas rayas rojas no se van a traspasar en ningún momento", garantizó.

En cuanto a algunas medidas que el Gobierno ya ha adoptado para afrontar la situación económica, como la deducción de 400 euros en el IRPF, el secretario general de CC.OO. reiteró que había alternativas "más eficientes" que éstas.

Fidalgo rechazó la política fiscal que ha seguido el Gobierno socialista y también la del PP de rebajar impuestos cuando el ciclo económico iba bien y los ciudadanos no necesitaban dinero en el bolsillo porque existía ya un exceso de consumo.

"Este Gobierno ha bajado el Impuesto sobre Sociedades en un momento de muchos beneficios y se han encontrado al final del ciclo con que medidas fiscales anticíclicas potentes que ahora podrían ser convenientes, como una rebaja del IPRF o de Sociedades, son imposibles porque el margen fiscal se ha agotado", lamentó.