26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 13 de junio de 2017

    El fondo americano Broadbill sigue la estela de Carolina Masaveu y abandona la 'vieja' Pescanova

    MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El fondo americano Broadbill, hasta ahora principal accionista de la 'vieja' Pescanova, se ha desprendido del 11,56% de las acciones de la compañía, según han informado a Europa Press en fuentes próximas a la firma.

    En concreto, el fondo vendió las acciones que tenía en la compañía a finales de la semana pasada, justo a los pocos días de volver a cotizar tras estar cuatro años suspendida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y de esta forma sigue los pasos de Carolina Masaveu Herrero, una de las herederas de la familia Masaveu, que también ha salido recientemente del capital de la 'vieja' Pescanova con la venta de su 7,13% por un importe total de 816.000 euros.

    Broadbill se convirtió en el primer accionista de la antigua Pescanova tras la compra de la participación que el Grupo Damm tenía en la compañía el pasado 7 de enero de 2017, cuando todavía estaba suspendida de la cotización.

    Con la salida del fondo de inversión norteamericano Broadbill Investment Partners y de Carolina Masaveu, el ex presidente de la pesquera, Manuel Fernández de Sousa (7,515%), el fondo Luxempart (7,281%) y Silicon Metals Holding (5%) se quedan como principales accionistas de la participada.

    Las acciones de la sociedad de cartera, que posee el 1,6% de Nueva Pescanova, siguen sufriendo una gran volatilidad, ya que han seguido este martes con con su remontada tras rebotar un 66,6% al cierre para cerrar a un precio de 2,05 euros, lejos todavía de los 5,91 euros a los que dejó de cotizar en marzo de 2013.

    La firma regresó el pasado miércoles al Mercado Continuo con un desplome superior al 95%, que al día siguiente moderó al 15%, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera levantar la suspensión cautelar, acordada el pasado 12 de marzo de 2013, tras detectarse discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria que podían ser "significativas".

    Tras las pérdidas de los dos primeros días, las acciones de la antigua Pescanova invirtieron la tendencia y comenzaron a remontar, con subidas del 90% el pasado viernes y del 180% ayer.

    Para leer más