18 de abril de 2019
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 21 de noviembre de 2010

    Gobierno dice que las bonificaciones a EREs temporales han salvado 186.000 empleos

    Gobierno dice que las bonificaciones a EREs temporales han salvado 186.000 empleos
    EP

    MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Las bonificaciones a los Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporales incluidas en la ley de medidas urgentes de fomento del empleo aprobada 2009 han beneficiado a 186.608 trabajadores desde marzo de ese año hasta julio de 2010, permitiendo que el número total de personas inmersas en este tipo de procesos temporales multipliquen por seis al de aquellas que fueron despedidas.

    Así lo asegura el Gobierno en una respuesta parlamentaria al diputado de CiU Carles Campuzano, explicando que los afectados por un ERE temporal de todo 2009 y hasta julio de 2010 suman los 624.694, frente a los 94.137 que perdieron su trabajo en un proceso de regulación de empleo.

    Sin embargo, el incremento es mucho más relevante comparando sólo las cifras del pasado año, cuando los EREs de suspensión de contratos se aplicaron a 485.806 empelados, mientras que los de extinción sólo afectaron a 63.476 personas.

    "Esto es algo que no se producía en épocas anteriores, por lo que se puede decir que las medidas han favorecido que las empresas acudan a mecanismos de suspensión, manteniendo los puestos de trabajo en lugar de extinguir los contratos", afirma el Ejecutivo en el documento.

    SÓLO 44.000 BONIFICACIONES A CONTRATOS DE PARADOS

    Sin embargo, el Ejecutivo admite que las bonificaciones a la contratación establecidas de desempleados con cargas familiares y para beneficiarios de prestaciones por desempleo, no ha tenido un impacto "muy relevante", ya que se trata de dos modalidades que se "superponen a la variada gama de bonificaciones" que ya contemplaba el programa de fomento de empleo.

    En concreto, hasta el 18 de junio del año 2010, fecha en la que finalizó su vigencia, fueron contratados un total de 22.166 desempleados con cargas familiares y 22.523 beneficiarios de prestaciones por desempleo.

    El Gobierno aprobó ambas medidas en marzo de 2009 a través de un decreto que, posteriormente, fue tramitado por el Congreso y el Senado como una ley que vio la luz definitivamente a finales de ese año, tras introducir enmiendas de la oposición que, entre otras cuestiones, sirvieron para eximir del IRPF a las indemnizaciones por despido en el marco de un ERE, hasta los 45 días.

    66.000 PARADOS HAN MONTADO UN NEGOCIO

    Además, el Gobierno destaca "otra medida de impacto" aprobada en 2009 al margen de esta norma, el aumento de los porcentajes de capitalización por desempleo, hasta el 80% en el caso de jóvenes menores de 30 años y mujeres menores de 35 años, para el establecimiento como trabajador por cuenta propia.

    La medida, con un balance a fecha 30 de junio de 2010, de 66.305 beneficiarios, iba a desaparecer el 31 de diciembre de este año, si bien una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2011 pactada entre PSOE y PP permitirá que tenga carácter permanente.