26 de noviembre de 2020
15 de febrero de 2017

El Gobierno muestra su "inquietud" por la huelga de estibadores, pero dice que el servicio está garantizado

El Gobierno muestra su "inquietud" por la huelga de estibadores, pero dice que el servicio está garantizado
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha afirmado este miércoles que hay "inquietudes" por la huelga de los estibadores convocada para los próximos 20, 22 y 24 de febrero, ya que "puede paralizar el tráfico portuario", si bien ha señalado que se están tomando las medidas necesarias para garantizar el servicio.

"Hay inquietudes porque si no se toman las medidas adecuadas que garanticen el servicio, la huelga puede paralizar el tráfico portuario", si bien "se están tomando medidas necesarias para que el servicio quede cubierto en su totalidad", ha señalado Garrido en la rueda de prensa para analizar los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes de enero.

Garrido ha recordado que las negociaciones con el colectivo de estibadores se iniciaron hace más de dos años para regular la actividad que lleva a cabo la estiba, y ha insistido en que el real decreto que el Ministerio de Fomento llevará al Consejo de Ministros es en aplicación de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) de diciembre de 2014.

"No es una decisión política, es la aplicación de una sentencia dentro del tratado de la UE", ha apostillado Garrido, quien ha recalcado que se ha intentado dialogar "por todos los medios" para regular la aplicación de ese dictamen judicial europeo.

En cualquier caso, ha indicado que "urge económicamente" cumplir con la sentencia para no pagar unas multas "tan cuantiosas", de alrededor de 134.000 euros diarios. "Se tiene que acatar y cumplir la sentencia", ha enfatizado.

Precisamente el Ministerio de Fomento ha fijado este miércoles los servicios mínimos para la huelga de estibadores en los puertos para los próximos días 20, 22 y 24 de febrero, que tratan de garantizar que se realicen hasta el 100% de los trabajos de carga y descarga de mercancías en determinados supuestos, como son las mercancías perecederas o las peligrosas.