3 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

Los grandes propietarios de pisos ven "injusto y discriminatorio" soportar una quita de alquileres

La patronal del ramo tilda las medidas que sopesa aprobar mañana el Gobierno de "atentado contra la seguridad jurídica" y le pide no "ceder a presiones ideológicas"

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las empresas propietarias de pisos en alquiler consideran "injusta y discriminatoria" cualquier eventual medida de ayuda a los inquilinos con problemas para pagar la renta debido a la actual crisis que pase por una quita de los alquileres de sus pisos.

"No veríamos razonable ni justa la discriminación entre tipos de ahorro, imponiendo la obligación solo a determinada parte minoritaria del ahorro, como son los llamados grandes tenedores, de financiar a su cargo estas rentas aplazadas entre tres y diez años, penalizando a la parte profesionalizada del sector, propietaria del 2% del parque en alquiler, cuando se está compensando al 96% restante", criticó en un comunicado la patronal del sector Asipa.

La asociación considera que ello "afectaría gravemente" a sus finanzas y generaría una "bolsa de deuda que, inexorablemente, conducirá a altísimos volúmenes de impago.

Así, la patronal de empresas de pisos en renta estima que adoptar "medidas gravosas y discriminatorias" solo para una parte de quienes invierten su ahorro en viviendas para alquilar, además de "interferir y desequilibrar relaciones privadas", comportaría un "serio atentado contra la necesaria seguridad jurídica y pondría en riesgo la supervivencia económica de muchos ahorradores privados".

Por ello, Asipa manifestó su confianza en que el Gobierno actúe con "responsabilidad y no ceda a presiones ideológicas". "Solicitamos combatir esta cruzada ideológica contra el ahorro privado que busca ya extenderse hacia pequeños ahorradores con más de dos viviendas en una obsesión por acabar con el ahorro de este país, tan necesario para financiar la actividad del alquiler".

La patronal de las empresas propietarias de pisos se refería a una de las medidas que el Gobierno prevé aprobar para ayudar a los inquilinos, la de la moratoria de cuatro meses en el pago del alquiler si se trata de un piso de grandes tenedores.