25 de octubre de 2020
21 de mayo de 2020

Haya Real Estate sufre un desplome del 40% en el volumen de ventas por la crisis

El 'servicer' de Cerberus prevé registrar el mayor impacto de la crisis en abril y mayo

Haya Real Estate sufre un desplome del 40% en el volumen de ventas por la crisis
Enrique Dancausa,consejero delegado de Haya Real Estate - HAYA REAL ESTATE - ARCHIVO

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Haya Real Estate, el 'servicer' inmobiliario del fondo Cerberus, gestionó ventas de activos inmobiliarios y créditos por encargo de bancos y otros inversores por valor de 504 millones de euros en el primer trimestre del año, importe un 40,4% inferior al de 846 millones registrado un año antes.

De esta forma, los ingresos registrados por intermediar en estas operaciones cayeron un 24%, hasta los 45,2 millones, según informó la firma.

Haya Real Estate asegura que si bien su negocio y sus cuentas de los tres primeros meses ya se vieron afectadas por la crisis y el parón de actividad, los meses más "débiles" para su negocio serán los de abril y mayo.

La firma que dirige Enrique Dancausa confía en que la actividad del sector remonte en junio gracias al plan de desescalada del Gobierno, si bien admite que ello dependerá de "la evolución de la pandemia" y que, en cualquier caso, prevé un ejercicio 2020 "muy incierto".

Haya Real Estate cuenta con una cartera de activos inmobiliarios y créditos confiados por bancos y otras instituciones para que gestione su venta que suman un valor de 34.127 millones de euros. En concreto, la firma realiza estos servicios para Sareb, BBVA, Bankia, Liberbank, Cajamar y varios fondos institucionales.

PLAN FRENTE A LA CRISIS.

El 'servicer' asegura contar con una fuerte posición para afrontar la crisis, dado que cuenta con liquidez de 89 millones y con el ahorro anual de 10 millones de euros en costes que asegura se desprende del expediente de regulación de empleo (ERE) que pactó a comienzos de año, antes de la crisis, y que afectó a 205 empleados, el 18% de su plantilla de entonces. Según detalla, este ajuste le supuso un coste de 6,4 millones de euros.

Asimismo, Haya ha implementado un plan de contingencia que, por un lado, pasa por seguir incidiendo en el ahorro de costes y, por otro, en garantizar que toda su plantilla puede seguir trabajando en remoto y se pueden gestionar los activos en cartera.