20 de agosto de 2019
18 de junio de 2019

Henkell Freixenet prevé alcanzar ventas de 1.500 millones antes de 2025

No descarta seguir desinvirtiendo en Freixenet tras la venta bodegas y del champán Henri Abelé y estudia compras en espumosos

Henkell Freixenet prevé alcanzar ventas de 1.500 millones antes de 2025
HENKELL FREIXENET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

Henkell Freixenet prevé alcanzar una facturación de 1.500 millones de euros antes de 2025, después de que la multinacional alemana se hiciera hace 10 meses con el 50,7% de la bodega catalana.

El consejero delegado de Freixenet y de Henkell Freixenet, Andreas Brokemper, ha avanzado los objetivos de la empresa de alcanzar los 1.500 millones de euros de facturación para 2025. "Confiamos en que sea antes, ya que estamos viendo que nuestra cuota de mercado ha ido creciendo desde nuestra entrada en Freixenet. Estamos creciendo más en valor que en volumen", ha explicado, al tiempo que ha subrayado que el reto es ser "más premium".

En concreto, Freixenet Group ha incrementado sus ventas un 4,8% entre agosto y diciembre de 2018, hasta alcanzar los 248,1 millones de euros, tras el cierre de esta operación el 31 de julio del pasado ejercicio.

La bodega ha precisado que todos los mercados internacionales contribuyeron al crecimiento general de la compañía. En Estados Unidos, Francia y Reino Unido se registró un incremento de los ingresos, mientras que Europa del Este todavía ofrece un mayor potencial de crecimiento. España, que supone el 20% de las ventas, y Alemania se sitúan como los mercados más estables de la compañía.

Por su parte, Henkell & Co. Group finalizó su ejercicio con un aumento del 9,3% en las ventas, hasta alcanzar los 575,6 millones de euros. Así, con los ingresos de Freixenet de agosto a diciembre incluidos, esta cifra en Henkell Freixenet alcanza los 823,7 millones de euros, convirtiéndose en el líder mundial en el sector de los vinos espumosos.

Respecto a la entrada de Henkell en el accionariado de la bodega, el vicepresidente y consejero delegado de Freixenet, Pedro Ferrer, ha explicado que la empresa alemana dedicada a los vinos era la "alternativa más sólida y consistente" para la familia antes de dar entrada a fondos de inversión.

Por otro lado, la multinacional no descarta seguir desprendiéndose de activos en Freixenet, tras conocerse ayer la venta de Henri Abelé, una histórica bodega especializada en la producción de champán y que está ubicada en la zona de Reims (Francia). "Ha sido una decisión dolorosa para mi familia, pero ahora había dos marcas de champán en el grupo y hay que concentrarse en una sola", ha explicado, tras la integración con Henkell.

Ferrer ha subrayado que "posiblemente y puntualmente" puedan producirse más desinversiones en el grupo aunque no descarta "alguna inversión". "Estamos atentos a las oportunidades y siempre pendientes de los espumosos, pero buscamos empresas que nos abran mercados más que categorías", ha subrayado.

De esta forma, ha señalado que la familia Ferrer ha adquirido a Freixenet las bodegas Solar Viejo (DOC Rioja), Vionta (DO Rías Baixas), Valdubón (DO Ribera del Duero) y Finca Ferrer, situada en el Valle de Uco, en Argentina. "Creo que ha sido una buena solución para que se queden en la familia y las tratemos con el cariño que se merecen", ha indicado.

APUESTA POR EL PROSECCO

En esta nueva etapa y de la mano del gigante alemán, Freixenet apuesta por impulsar su presencia en los mercados internacionales a través del 'prosecco'. Así, la firma, tras el buen recimiento en Reino Unido, Suecia, Finlandia, Canadá y Brasil, ha lanzado Freixenet Prosecco en España, Estados Unidos y Japón, que está destinado a llegar a nuevos públicos y, muy especialmente, a los 'millennials', con el objetivo de acercarles a los espumosos.

Además, ha empezado a comercializar Freixenet Italian Rosé, ampliando así la gama del grupo para satisfacer las necesidades de sus consumidores y llegar a un público más amplio.

INCERTIDUMBRE ANTE EL BREXIT

Respecto al Brexit, Brokemper ha reconocido que puede suponer uno "lío enorme" y una "pesadilla" a nivel logístico, mientras que Ferrer ha asegurado que la salida de Reino Unido de la UE es todavía una gran incógnita por cómo se realizará finalmente, si con acuerdo o sin él.

Reino Unido es un mercado "importante y enorme" para Freixenet. "Es donde nos va mejor en todo el mundo", ha reconocido el vicepresidente y consejero delegado de Freixenet.

Para leer más