27 de noviembre de 2020
22 de noviembre de 2017

HP Enterprise gana un 89% menos al cierre de su año fiscal por unos mayores costes de reestructuración

Su consejera delegada dejará el cargo a comienzos de 2018

PALO ALTO (ESTADOS UNIDOS), 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Hewlett Packard Enterprise (HPE), compañía que acoge las actividades de software, servicios e infraestructuras tecnológicas para empresas de la antigua HP tras su escisión, obtuvo un beneficio neto de 344 millones de dólares (292 millones de euros) al cierre de su año fiscal, lo que supone un retroceso del 89% respecto a las ganancias registradas el mismo periodo de un año antes, informó la multinacional.

El grupo atribuye este retroceso de las ganancias a los costes de reestructuración, amortización de activos, adquisiciones y de escisión de alrededor de 1.200 millones de dólares (1.020 millones de euros.

La cifra de negocio neta de la compañía de Palo Alto alcanzó entre noviembre de 2016 y octubre de 2017 un total de 28.871 millones de dólares (24.541 millones de euros), un 4,65% menos que en el ejercicio precedente.

En el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal, HPE obtuvo un beneficio neto de 524 millones de dólares (445 millones de euros), un 73,5% más que en el mismo periodo de un año antes, mientras su facturación neta aumentó un 4,6%, hasta 7.660 millones de dólares (6.511 millones de euros).

La consejera delegada de HPE, Meg Whitman, aseguró que el balance actual del grupo es "muy sólido", ya que cuenta con una cartera de productos "líderes en la industria" y con un equipo de "liderazgo de clase mundial".

De cara al primer trimestre del próximo ejercicio fiscal, HPE prevé que las ganancias diluidas por acción se sitúen en un rango de 0,01 dólares y 0,05 dólares.

DIMITE LA CONSEJERA DELEGADA

Poco después de presentar los resultados anuales, HPE anunció que su consejera delegada, Meg Whitman, dejará el cargo a partir del próximo año y será relevada por Antonio Neri, actual presidente del grupo, a partir del 1 de febrero de 2018.

Whitman, de 61 años, quien encabezó el proceso de segregación de la compañía en 2015, permanecerá en la junta directiva. "Estoy increíblemente orgullosa de todo lo que hemos logrado desde que entré en el grupo en 2011", aseguró.

"Este es el momento adecuado para que Neri y una nueva generación de líderes tomen las riendas de HPE. Tengo plena confianza en que continuarán construyendo una gran compañía que prosperará en el futuro", indicó Whitman.

En un comunicado, el grupo explicó que bajo el liderazgo de Whitman, HPE ha reconstruido su balance general, se ha centrado en la innovación, ha mejorado la satisfacción de clientes y partners y ha fortalecido las operaciones.