15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 23 de agosto de 2019

    La industria cárnica defiende que la carne mechada contaminada es "un caso aislado" que afecta a una sola empresa

    La industria cárnica defiende que la carne mechada contaminada es "un caso aislado" que afecta a una sola empresa
    Carne rojaPIXABAY - ARCHIVO

    MADRID, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) ha defendido que la contaminación por listeria de la carne mechada de 'La Mechá', que ha producido un brote de listeriosis en varios puntos de España, es "un caso aislado" que "afecta a una sola empresa", por lo que los consumidores "no deben perder la confianza en el sistema de control ni dejar de consumir productos cárnicos".

    "El brote de listeria es un caso aislado y bajo el control de las autoridades sanitarias. Las empresas cárnicas elaboran sus productos con estrictos procedimientos de análisis y control de riesgos, bajo la supervisión de las autoridades. Se trata de un hecho puntual que afecta a una sola empresa, frente a un historial de seguridad y buen hacer del conjunto del sector", ha reivindicado Anice a través de un comunicado.

    En este sentido, la industria cárnica en España pide a los consumidores que "estén tranquilos" y que "tengan confianza" en el sistema de control de alimentos de la Unión Europea, que "es el más avanzado del mundo", así como "en el buen hacer de las empresas".

    Como posible fuente de la contaminación de la citada carne mechada, Anice especula que, al ser la licteria una bacteria "distribuida en el ambiente, tierra y agua, heces, alimentos, animales y personas sanas", se "puede haber contaminado el alimento desde cualquiera de esas fuentes".

    "El hecho de que el alimento afectado sea un producto tratado térmicamente, lo que destruiría a la listeria, hace pensar en una contaminación externa", hipotetiza la industria, recordando que la carne bien cocinada, superando los 70 grados, "no supone riesgo de contaminación", al poder destruir la bacteria a esas temperaturas.

    Por otra parte, la asociación argumenta que "todas" las empresas de alimentación tienen implantados sistemas de autocontrol "basados en principios rigurosos y científicamente avalados, que incluyen el análisis de los riesgos y el control de los puntos críticos del proceso de fabricación". "Esto incluye la identificación de todos los posibles riesgos y de los puntos críticos de control para prevenir o corregir los riesgos identificados y la adopción de medidas preventivas, toma de muestras y análisis", agregan.

    Así, consideran que los protocolos de control y alerta "han funcionado", retirando toda la mercancía sospechosa a través del sistema de trazabilidad hasta el punto de venta, por lo que "ha desaparecido el riesgo de infección porque se han retirado todos los lotes de fabricación de la empresa desde mayo", tal y como se ha anunciado desde el Ministerio de Sanidad.

    RECOMENDACIONES A LOS CONSUMIDORES

    Asimismo, la industria cárnica ha dado una serie de recomendaciones básicas para evitar posibles contagios de listeriosis en sus productos, dentro del mantenimiento de la higiene de los alimentos durante su conservación, manipulación y utilización. En primer lugar, aconsejan guardar los alimentos que requieran frío "rápidamente" en la nevera al volver de la compra.

    Junto a esto, recuerdan la necesidad de lavarse las manos antes de comer, cocinar "cuidadosamente" los alimentos "a temperatura suficiente", lavar bien las verduras y legumbres crudas antes de consumirlas, calentar "suficientemente" los platos precocinados o las sobras de alimentos antes de consumirlos, o conservar los alimentos frescos separados de los cocinados en el frigorífico y los alimentos de origen animal de los vegetales. Por último, inisten en la necesidad de lavarse bien las manos e instrumentos antes de manipular alimentos crudos o respetar las instrucciones de conservación y uso establecidas por los fabricantes.

    Para leer más