3 de agosto de 2020
23 de septiembre de 2009

El Informe Global sobre Corrupción 2009 indica que los sobornos "cuestan miles de millones a los negocios"

España se encuentra en la posición 28 de la clasificación de los países menos corruptos, seis posiciones por debajo que hace un lustro

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcance de la corrupción global tiene un coste de miles de millones de dólares y obstaculiza el crecimiento económico sostenible, según se desprende del 'Informe Global sobre la Corrupción 2009: La corrupción y el sector privado' (IGC), que presenta "un diagnóstico de la evolución general de la corrupción" en 180 países de todo el mundo.

El informe, elaborado por la ONG Transparencia Internacional, señala que España, que hace cinco años se encontraba en el puesto número 22 de la clasificación global con una nota de 7,1 puntos, "continua con la tendencia negativa" mantenida durante los últimos años, estableciéndose en el puesto 28 con una nota de 6,5, lo que "significa que ha bajado ya del notable", según indicó el presidente de TI España, Jesús Lizcano.

En este sentido, Lizcano remarcó que los datos "ponen de manifiesto que la corrupción es galopante y claramente alarmante", sobre todo en lo que respecta a corrupción urbanística, un campo que aflora de forma especial "gracias a la actuación de jueces, medios de comunicación y Guardia Civil".

Sin embargo, y a pesar de que el informe señala como "síntoma positivo un previsible decrecimiento de la corrupción en el ámbito de las construcción", los datos muestran que "la permisividad de los españoles con la corrupción es más alta de lo normal", en comparación con los datos globales, indicó el presidente de TI España.

En el ámbito internacional, el informe expone que en los países en vías de desarrollo y en transición, las compañías que actúan corruptamente habrían pagado sobornos por un total de hasta 40.000 millones de dólares americanos por año, al mismo tiempo que los casi 3oo carteles descubiertos entre 1990 y 2005, que fijan precios al unísono, aplicaron a sus consumidores sobreprecios por unos 300.000 millones.

DOS DE CADA CINCO EJECUTIVOS DAN O RECIBEN SOBORNOS

Dicho esto, los cuestionarios revelan que "dos de cada cinco ejecutivos reconocen que han ofrecido o les han demandado un soborno", a la vez que admiten que este tipo de prácticas incrementan "un 10% de media" el coste de los proyectos empresariales, según explicó el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Manuel Villoria.

"Más de un tercio de los empresarios encuestados dicen que la corrupción sigue aumentando, además de considerar que más allá de los fallos en infraestructuras o los problemas judiciales, el mayor escollo para sacar un proyecto adelante son los sobornos", apuntó el profesor.

Respecto a la situación en España, Villoria apuntó "los avances" de la nueva Ley sobre Financiación de Partidos Políticos que, pese a prohibir las donaciones anónimas, "sigue presentando muchas deficiencias", ya que las cuentas de organizaciones, empresas y fundaciones locales de los partidos políticos "aún no están integradas a la contabilidad de los partidos centrales".

FONDOS DE LAS CCAA

Asimismo, recordó que se han "legalizado los fondos proporcionados por las Comunidades Autónomas y los gobiernos locales a los partidos sin que se deba especificar su uso", y que, si bien se han restringido las donaciones privadas, "las donaciones de bienes inmuebles aún no tienen límite".

En lo referente a la lucha contra la corrupción, el informe muestra que España ha mejorado su capacidad legal pero no de manera específica sino "a remolque de convenciones internacionales". "Se aborda la corrupción en el sector privado pero España no ha desarrollado legislación adecuada en este sentido".