21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 30 de octubre de 2018

    Los ingresos del sector químico crecerán un 4,6% este año pero exportará menos por la incertidumbre exterior

    Se prevé una desaceleración en 2019, cuando la cifra de negocios solo aumentará un 2,6%

    Los ingresos del sector químico crecerán un 4,6% este año pero exportará menos por la incertidumbre exterior
    FEIQUE

    MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El sector químico español registrará un crecimiento de su cifra de negocios del 4,6% a cierre del presente ejercicio, lo que supondrá un incremento del 36,1% desde que estallase la crisis económica en 2007, equivalente a 18.000 millones de euros más, frente al descenso del 20% de los ingresos que ha sufrido el conjunto de la industria en España durante el mismo periodo.

    Así lo ha avanzado el nuevo presidente de Federación Empresarial de la industria Química Española (Feique), Carles Navarro, recién nombrado en la asamblea general celebrada este martes por la patronal, donde también ha apuntado a una ligera desaceleración en la cifra de negocios para el año que viene, cuando se prevé un ascenso del 2,6%.

    Este menor aumento en 2019 frente a 2018 de los ingresos del sector se deben, principalmente, a la incertidumbre internacional generada por la 'guerra comercial' desatada por Estados Unidos y respondida por China, algo que, según ha afirmado Navarro, "no ayuda al sector". De hecho, pese a que el comercio exterior del sector facturará este año 37.000 millones de euros, un 3,6% más, el año que viene las exportaciones se moderarán para crecer un 2%.

    A este escenario se suma la posibilidad de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea acabe sin un acuerdo comercial, lo que supondría un impacto de más de 300 millones de euros en el sector químico español por un incremento de los aranceles.

    Pese a todo, el presidente de Feique ha dicho que el impacto no tiene las mismas consecuencias que en otras industrias, aunque se verá lastrado por su pertenencia a la misma cadena de valor. "Tanto los factores internos como los externos nos hacen ser más cautos", ha admitido.

    MÁS OBSTÁCULOS PARA EL SECTOR

    Para la patronal, otro de los elementos que lastrará su cuenta de resultados es el precio del petróleo, "uno de los principales factores de desaceleración global".

    "En el caso de España y de la mayoría de los países comunitarios, el alza del crudo tiene un efecto negativo inmediato tanto en el consumo como en los costes y en la competitividad de las empresas", ha explicado.

    Internamente, Navarro ha alertado de los efectos negativos que la política fiscal pueda ocasionar en la cifra de negocios de las empresas del sector, como el aumento de los costes salariales en caso de que se aumente la base máxima de cotización, así como el impacto del aumento de los costes energéticos.

    Además de urgir al Gobierno a presentar una Agenda Sectorial de la Industria consensuada antes de que acabe el año, Navarro también ha nombrado el retraso que está experimentado España en aumentar la Masa Máxima Autorizada en la carga de camiones de 40 a 44 toneladas, como en otros países europeos, como otro obstáculo para el sector.

    RÉCORD HISTÓRICO EN EL EMPLEO

    Respecto a las previsiones del sector para este año, el aumento de la cifra de negocios del 4,6% en 2018 se asienta, principalmente, en el incremento del volumen de producción, que ascenderá al 2,6%, impulsado tanto por la evolución del consumo interno y de los sectores demandantes como por el comportamiento de la demanda internacional.

    Por último, las expectativas para la generación de empleo este año prevén alcanzar un récord histórico de 200.000 puestos de trabajo, un dato que asciende a más de 650.000 si se tienen en cuenta también los puestos inducidos, lo que supone un crecimiento del 3,6% en 2018.

    No obstante, debido a las amenazas internacionales de cara al próximo año, el sector ha preferido ser cauto y estima un aumento del 2% en el empleo para 2019, un dato que también podría verse mermado, según Feique, por las políticas fiscales que pueda aprobar el Gobierno.

    "Se pueden entender las necesidades presupuestarias, pero también es necesario evidenciar que la mejor manera de incrementar los ingresos del Estado es elevar la actividad empresarial y los niveles de empleo", ha sentenciado Navarro.