23 de septiembre de 2019
12 de septiembre de 2017

Justicia europea cree que Schweppes no tiene derecho exclusivo en España si comparte el control de la marca

BRUSELAS, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha afirmado este martes que Schweppes S.A. no puede invocar el derecho exclusivo de explotación en España frente a la comercialización de botellas procedentes de Reino Unido, donde la marca es propiedad de Coca-Cola, si la marca se encuentra bajo un control único entre ambas compañías y si Schweppes S.A. puede determinar los productos en los que se coloca la marca en Reino Unido y controlar su calidad.

Las conclusiones del abogado general Paolo Mengozzi, que no son vinculantes de cara a la futura sentencia del TUE pero que se siguen en la mayoría de los casos, proponen los criterios para determinar si la sociedad Schweppes S.A., filial española de Orangina Schweppes, puede invocar el derecho exclusivo de explotación sobre la marca 'Schweppes' en España para impedir que la sociedad Red Paralela importe o comercialice botellas de tónica 'Schweppes' procedentes del Reino Unido, donde la marca es propiedad de Coca-Cola.

El problema radica en que Orangina Schweppes Group fue durante muchos años la única titular de los diferentes registros nacionales de la marca, pero cedió en 1999 a Coca-Cola los derechos sobre la misma en trece países del Espacio Económico Europeo y se reservó la titularidad de ellos en los 18 restantes.

Así, Schweppes S.A. considera que la importación procedente de Reino Unido es ilegal porque las botellas de tónica no han sido fabricadas y comercializadas por ella misma o con su consentimiento, sino por Coca-Cola, que no tienen ningún vínculo con el grupo Orangina Schweppes. Además, sostiene que el consumidor no será capaz de distinguir la procedencia empresarial de las botellas.

Por su parte, Red Paralela defiende el agotamiento del derecho de marca por el consentimiento tácito de los productos con la marca 'Schweppes' procedentes de los Estados miembros de la UE en los que Coca-Cola es titular de la marca. Además, ve "innegable" que existan vínculos jurídicos y económicos entre Coca-Cola y Schweppes International en la explotación común del signo 'Schweppes' como marca universal.

En sus conclusiones, Mengozzi recuerda que el TUE ya ha precisado que el principio de agotamiento del derecho conferido por la marca "opera cuando el titular de la marca en el Estado de importación y el titular de la marca en el Estado de exportación son idénticos o cuando, incluso siendo personas distintas, están económicamente vinculados".

En este sentido, el abogado general destaca que "lo que importa no es tanto la naturaleza de las relaciones que mantienen estas entidades, sino el hecho de que gracias a ellas la marca se encuentra bajo control único". Así, considera que este criterio no cubre únicamente supuestos como el de un fabricante y su concesionario, sino también situaciones "en las que el uso de la marca está sometido a un control conjunto de dos personas distintas que actúan en la explotación de la marca como único centro de intereses".

Mengozzi aduce que en estas situaciones, la unicidad del control "excluye que puedan invocarse las normativas nacionales en materia de Derecho de marcas para restringir la circulación de los productos".

Por otro lado, el abogado general considera que los titulares de marcas paralelas pueden considerarse "vinculados económicamente" cuando coordinan sus políticas comerciales con el objetivo de ejercer un control conjunto sobre el uso de sus marcas respectivas. No obstante, añade que para que se produzca el agotamiento del derecho de marca es necesario que el control único proporcione a las empresas la facultad de determinar directa o indirectamente los productos sobre los que se ha estampado la marca, así como controlar su calidad.

De este modo, corresponde al titular que desee oponerse a la importación en su territorio demostrar que no ha tenido lugar ningún acuerdo o coordinación con el titular de la marca en el Estado de exportación para someter a la marca a un control único.

Por todo ello, Mengozzi concluye que la legislación comunitaria se opone a que se invoque el derecho exclusivo cuando los vínculos económicos entre el titular de la marca en el Estado importador y el titular de la misma en el Estado exportador resulte que estas marcas están en "control único" y que el titular de la marca en el Estado de importación "tiene la facultad de determinar directa o indirectamente los productos sobre los que se estampa la marca en el Estado de exportación y de controlar su calidad".

Tras exponer sus conclusiones, Mengozzi destaca que corresponde al Juzgado de lo Mercantil número 8 de Barcelona, tras aclarar los vínculos entre 'Schweppes International' y Coca-Cola, examinar si se cumplen los requisitos para el agotamiento del derecho de la primera en relación con las botellas de tónica de marca 'Schweppes'.

Para leer más