26 de noviembre de 2020
16 de diciembre de 2008

Madoff podría tener guardados hasta 89 millones en una sucursal en Londres

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

Bernard Madoff podría tener guardados hasta 80 millones de libras esterlinas (89 millones de euros) en una sucursal en Londres, según informaciones del 'Evening Standard'.

"Comparado con el enorme 'Lipstick Building' que posee en el centro de Manhatan, el 12 de Berkeley Street es una modesta, discreta, dirección. Así es exactamente como le gusta a Madoff. Una fuente señaló al 'Standard' que esta base anónima en Mayfair es la "hucha dinástica" de Madoff", señala el rotativo.

Según la información recogida por el diario, Madoff guardaba unos 80 millones de libras en metálico en la firma de Londres que usaba para financiar asuntos propios, de su mujer Ruth, y de sus hijos Mark y Andrew. Dicha oficina funcionaba con una plantilla de 28 trabajadores elegidos "a mano".

"A la cabeza de esta plantilla estaba uno de los hombres más respetados de la City, Stephen Raven", apunta el rotativo, que añade más tarde que Raven lanzó una declaración común a los medios, donde señalaba que "nuestras actividades de negocio no están envueltas (relacionadas) de ninguna manera con la compañía de gestión de activos de EEUU a la que conciernen las alegaciones".

Según el diario esto es cierto, ya que Madoff usaba las oficinas de Berkeley Street únicamente para beneficiarse a sí mismo y a su familia, no a clientes, tras lo que quedaba la duda respecto a de dónde procedía el dinero que utilizaba en sus operaciones.

"De acuerdo a personas cercanas a la situación, Raven tomó la decisión de proteger a la plantilla y a sí mismo de sospechas. El viernes congeló las operaciones de la compañía y llamó a las autoridades financieras y al SOCA (agencia contra el crimen organizado) para que escrutasen y aclarasen lo antes posible (la situación)", señala el periódico.

Personas cercanas a estos dos individuos aseguran que, mientras que los dos eran de la misma "cosecha", se "complementaban más que se parecían. (...) Stephen (Raven) era el encanto personificado. Madoff podía tener magnetismo, pero ahí había un tufillo a callejones traseros", señala la fuente del rotativo.