25 de febrero de 2021
27 de enero de 2021

Makro testa en España un 'delivery' en la hostelería para combatir las "injustas" comisiones de las plataformas

Makro testa en España un 'delivery' en la hostelería para combatir las "injustas" comisiones de las plataformas
El consejero delegado de Makro en España, Peter Gries - EUROPA PRESS

Lamenta que el Gobierno no les dejara abrir sus tiendas al público en general durante la pandemia como hicieron otros países

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Makro, la empresa de distribución de la hostelería, testa en España una prueba piloto de 'delivery' y 'take away' para ayudar a bares y restaurantes en estos complicados momentos por las restricciones impuestas a la hostelería por el coronavirus, para combatir las "injustas y radicales" comisiones de agregadores y plataformas de servicio a domicilio.

"Estamos ofreciendo en fase de test a la hostelería el 'take away' y 'delivery' para que los hosteleros no tengan que depender de las plataformas y agregadores. Cuando ves que en estos momentos de crisis alguna plataforma cobra un 35% de 'fee' me pongo de los nervios", ha desvelado el consejero delegado de Makro en España, Peter Gries, durante su participación en el 'R-Talks', organizado por Aecoc.

En concreto, se trata de una solución independiente para bares y restaurantes, a precio de coste. Según ha explicado Gries, esta novedosa solución tiene un coste de activación de 199 euros, donde Makro facilita al hostelero el material necesario para poner en marcha el servicio, y a partir de ahí tiene un coste mensual de 49 euros.

"Las comisiones nos parecen injustas, si pagas un 35% de 'fee', ¿cuánto te queda de lo que has ganado de un menú?. No tienen que pagar esas comisiones radicales que imponen plataformas y agregadores. No queremos ganar dinero, porque el 'delivery' no es nuestro 'core business', pero es un servicio necesario, donde podemos ayudar al hostelero", ha explicado.

Gries reconoce que el 'delivery' y el 'take away', que se ha disparado con el confinamiento y las restricciones por el Covid-19, es un servicio "que se va a quedar en España" y va "duplicar sus volumenes". "Pero en ningún momento debería sustituir la experiencia que vivimos en un restaurante, porque la experiencia y, más en España, es única. Es un tema que va a ganar relevancia, pero no va a sustituir el consumo de bares y restaurantes", ha recalcado.

El consejero delegado ha recordado que esta prueba en España se encuentra en fase piloto en una decena de establecimientos, pero que Makro ya la ha desplegado en Francia, Alemania o Polonia. "La dependencia de las agregadores empieza a pesar en el sector, porque las comisiones son un abuso. La hostelería independiente debería gritar mucho más para que esto cambie", ha subrayado.

En su apuesta por la digitalización del sector, Makro incorporará en dos semanas un 'marketplace' a su tienda 'online', según ha avanzado Gries, que se tratará de una plataforma que en esta primera fase incluirá productos de 'non food'. "Este 'marketplace' va más allá del surtido que ofrece Makro, donde el hostelero puede comprar todo lo que necesita a nivel 'online'. Queremos ser el Amazon de la hostelería", ha indicado.

CAÍDA DE LAS VENTAS DEL 17% EN 2020 POR SU DEPENDENCIA DE LA HOSTELERÍA

Por otro lado, el consejero delegado de Makro en España, Peter Gries, ha lamentado que el Gobierno español no les permitiera abrir sus tiendas al público en general durante la pandemia, como sí han permitido otros países como Portugal.

"Intentamos abrir las tiendas en España, pero no nos han dejado. Hicimos la solicitud, aprovechando que queríamos ofrecer al cliente español la oportunidad de comprar en un espacio seguro. Nos acordamos de las colas que había en los supermercados, nosotros teníamos grandes superficies, donde era cómodo y seguro comprar", ha subrayado.

Gries ha explicado que la apertura al público general les hubiera permitido mejorar sus cuentas, ya que la multinacional depende más del 70% de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria del coronavirus.

"El 2020 ha sido un año brutal. Nos afectó más al inicio de la crisis, porque era algo nuevo para el sector. Hemos cerrado el año fiscal en septiembre con una caída de la ventas del 17% y para 2021 la previsión es que no alcancemos las cifras de 2019, pero sí que sea mejor que la de 2020", ha explicado.

Gries se muestra "optimista" y espera que 2021 "sea mejor" que el pasado ejercicio. "Somos optimistas en un contexto malo. Tenemos una estrategia clara que nos hará ganadores de esta crisis y nos hará más fuertes", ha recalcado.

De esta forma, el directivo confía en que la Semana Santa sea "buena", aunque advierte que enero y febrero serán "meses duros y negros", pero espera que el turismo nacional siga tirando de la recuperación, mientras que ve con preocupación el internacional. "España vive del turismo internacional, ahí veo más problemas, pero a partir de marzo y sobre todo la segunda mitad de año nos dará alegrías", ha deseado.

Por otro lado, Makro, tras la reciente adquisición por parte de su matriz Metro de Davigel, no descarta más compras, pero siempre que encaje en su negocio. "En ese plan estratégico para ser más relevante, Makro escucha, mira y observa el mercado y cuando hay oportunidad de crecer lo hacemos como ha sido la adquisición de Davigel, que somos empresas independientes, pero que nos encaja perfectamente, ha indicado Gries que no ha dudado en calificarlo de "matrimonio perfecto".

El directivo ha reconocido que la compañía ha dado los primeros pasos para crecer en otros sectores como en el de los hoteles y en el independiente, por lo que no descarta nuevas adquisiciones aunque por el momento asegura que no hay nada sobre la mesa. "Somos muy selectivos. La estrategia de crecimiento orgánica nos ha ido bien en los últimos años, pero en la parte inorgánica somos muy selectivos y tiene que encajar mucho en lo que queremos ser", ha explicado.

Contador

Para leer más