19 de mayo de 2019
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 16 de abril de 2010

    Méndez quiere "intensificar" el diálogo con la patronal

    MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de UGT, Cándido Méndez, quiere potenciar el diálogo bipartito entre sindicatos y empresarios para despejar el camino hacia un acuerdo sobre la reforma del mercado laboral.

    Méndez, en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press, afirmó este viernes que el documento de propuestas del Gobierno, pese a ser "muy farragoso", puede servir de base para la negociación, e indicó que hay que trabajar "fuerte y duro" sobre el texto y que ello exige "intensificar en las próximas semanas" los contactos entre sindicatos y empresarios.

    "Lo poco concreto que hay en el documento puede abrir espacios a la negociación en una fuerte dimensión sindicatos-patronal", subrayó Méndez, quien reconoció que, aunque el acuerdo se presenta "muy difícil", su organización está "fuertemente comprometida" para que la negociación acabe bien.

    De hecho, Méndez indicó que su sindicato prefiere "dar un pasito" conjuntamente con la patronal a buscar "fórmulas unilaterales" o de presión.

    En su opinión, lo que ha intentado hacer el Gobierno en su documento es "la cuadratura del círculo", es decir, que ha buscado posibles fórmulas de encuentro que respeten los derechos de los trabajadores y al mismo tiempo satisfagan algunas reivindicaciones empresariales. "El concepto de reforma laboral que tenemos los sindicatos y la patronal no es el mismo, tenemos que encontrar un punto de encuentro", manifestó.

    En cualquier caso y como ya ha hecho en otras ocasiones, Méndez dejó claro que la reforma laboral no será la solución a la crisis y a los problemas de paro en España, pues las normas laborales sólo son "correas de transmisión".

    "PONERSE LAS PILAS" PARA COMBATIR EL PARO.

    Así, el dirigente de UGT advirtió de que hasta que la economía española no se recupere y crezca por encima del 2%, "el problema del paro no empezará a corregirse en profundidad". "Una buena reforma laboral puede ayudar, una mala puede entorpecer", apuntó Méndez, que insistió en que no será la solución a todo.

    Para el líder de UGT, la reforma laboral es menos importante que la necesidad urgente que tiene España de acometer una reestructuración en su sistema financiero, especialmente de las cajas.

    "Ese sí que es un tema fundamental y urgente para la sociedad española. O se resuelve o la recuperación económica se va a retrasar", avisó Méndez, quien recordó que el origen de la crisis internacional está en las entidades financieras, que se comportaron como "tahúres de casino".

    Precisamente, la lucha contra la crisis volverá a ser el motor del 1º de mayo de CC.OO. y UGT, que este año se celebrará bajo el lema 'Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones'.

    "El 1º de mayo va a ser una expresión muy fuerte y contundente del compromiso sindical contra la crisis y para exigir a los empresarios, al Gobierno central y a todos los gobiernos que se pongan las pilas para luchar con más eficacia contra el paro", subrayó Méndez.