23 de septiembre de 2019
12 de septiembre de 2017

El mercado de divisas busca recomponerse tras el paso de Irma y la tensión EEUU-Corea del Norte

El mercado de divisas busca recomponerse tras el paso de Irma y la tensión EEUU-Corea del Norte
REUTERS / CARLOS BARRIA

MADRID, 12 Sep. (EDIZIONES) -

El rechazo de Mario Draghi al aumento de la fortaleza de la moneda única fue el acontecimiento que marcó el desarrollo de la pasada semana en los mercados de divisas. Estas declaraciones, junto al anuncio del Banco Central Europeo de que no será hasta octubre cuando decida si sigue con su programa de estímulos a la economía europea no fueron suficientes para frenar la subida del euro provocado por el temor sobre Corea del Norte, el impacto de los huracanes y las preocupaciones políticas que derribaron al dólar.

Esta semana la atención se centrará en la reunión del Banco de Inglaterra el próximo jueves, cuando no se espera que se lleve a cabo ninguna acción concreta pero sí que se produzca un debate sobre la inflación en el país.

LOS MERCADOS DESOYEN AL BCE RESPECTO AL EURO

Por el momento, según apuntan desde Ebury, los mercados están desoyendo la alerta del BCE, que señaló a la fortaleza del euro como un impedimento grave para alcanzar el objetivo de inflación, algo que los expertos de la firma esperan que cambie pronto, cuando el BCE haga más intervenciones verbales para tratar de mantener la presión a la baja sobre la moneda única.

Desde Ebury advierten de que es poco probable que la política monetaria de la Unión Europea se endurezca mientras el euro siga en niveles superiores al 1,20.

LA INFLACIÓN PRESIONA A LA LIBRA

La reciente caída en la libra ponderada por el comercio hará que la presión sobre la inflación sea aún más alta, según apuntan los expertos. La erosión de los salarios reales provocada por la alta inflación seguramente dará la munición necesaria dentro del comité de política monetaria. Los analistas esperan que el reciente repunte de la moneda inglesa frente al euro continúe.

EL DÓLAR, PENDIENTE DE ACUERDOS EN EL CONGRESO

Los inversionistas de EEUU desviaron su situación hacia los bonos del Tesoro la pasada semana. La incertidumbre provocada por el huracán Irma y las tensiones entre Trump y Corea del Norte provocaron una reducción en el rendimiento del dólar.

Esta semana, los ojos estarán pendientes de los posibles acuerdos en el Congreso sobre posibles cambios en la política fiscal del país. Las expectativas son tan bajas al respecto que, según los expertos, cualquier signo de acuerdo beneficiaría mucho al dólar.