23 de octubre de 2019
25 de octubre de 2016

Merlín coloca una emisión de bonos por 800 millones al 1,875%

Para refinanciar un crédito de 500 millones heredado de Metrovacesa que vence en 2018

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Merlín Properties ha cerrado con éxito una emisión de bonos por 800 millones de euros, con un plazo de vencimiento de diez años y un tipo de interés del 1,875%, según informó la compañía.

La socimi regresa al mercado de capitales tras realizar el pasado mes abril una primera incursión y en tanto cierra su fusión con Metrovacesa para constituir la primera inmobiliaria del país.

Merlín prevé destinar los recursos captados a reestructurar un préstamo puente de 500 millones firmado por Metrovacesa en abril y que vencía en 2018 y a optimizar su perfil de deuda reduciendo su coste y ampliando sus plazos de amortización.

En concreto, tras esta operación, la socimi extiende el plazo medio de vencimiento de su deuda hasta los 6,8 años, desde el periodo de 5,7 años que presentaba hasta ahora, y sitúa su coste medio en el 2,28%.

Tras la fusión, la nueva Merlín contará con un endeudamiento de unos 4.700 millones de euros, importe que representa alrededor de la mitad del valor de los activos de la compañía resultante, que sumará unos 9.300 millones de euros.

SEGUNDA INCURSIÓN EN EL MERCADO DE CAPITALES.

La compañía que dirige Ismael Clemente cierra esta segunda emisión de bonos a un precio muy por debajo del 2,225% al que colocó sus primeros bonos en abril, que sumaron un volumen de 850 millones.

Con este importe, la compañía reestructuró parte de la deuda que heredó de Testa, la firma patrimonial que compró a Sacyr y que vencía en 2017.

Merlín aborda esta nueva colocación después de que la pasada semana lograra una primera calificación crediticia de Moody's, que le otorgó una nota de 'Baa2', y que se suma a la que la socimi ya obtuvo de Standard & Poor's (S&P) el pasado mes de febrero.

La colocación de Merlín impulsa asimismo las incursiones en el mercado de capitales del sector inmobiliario, dado que tiene lugar días después de que Colonial también levantara 600 millones con bonos a ocho años.