19 de julio de 2019
  • Jueves, 18 de Julio
  • 12 de abril de 2016

    Moody's insta a las operadoras de telecomunicaciones a centrarse en reparar sus balances

    MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La agencia de calificación crediticia Moody's ha afirmado que las "frágiles" empresas de telecomunicaciones europeas deben centrarse en reparar su fortaleza financiera aprovechando la recuperación económica en vez de apostar por aumentar la retribución a los accionistas o por grandes compras financiadas con deuda.

    En un informe sobre el sector, Moody's insta a las empresas de telecomunicaciones del Viejo Continente a destinar sus excedentes de efectivo derivados de un mejor comportamiento operativo a reducir deuda y a elevar las inversiones que apoyen un crecimiento futuro de los ingresos.

    "Después de gastar gran cantidad de munición para defender sus ratings durante la crisis de los pasados cuatro años, las debilitadas compañías de telecomunicaciones europeas deben ahora evaluar la situación y reparar su fortaleza financiara aprovechando que la recuperación del sector comienza a echar raíces", afirma.

    El vicepresidente senior de Moody's y autor del informe, Iván Palacios, ha destacado que la posición de partida de las empresas de telecomunicaciones en el actual ciclo alcista es más débil que en el pasado debido a las medidas adoptadas durante la crisis para mantener sus ratings.

    En este sentido, ha recordado que en los últimos años las compañías han apostado por las ventas de activos, los recortes en los dividendos o la emisión de productos híbridos para conseguir mantener sus ratings, ya que de lo contrario se hubieran producido rebajas de rating "más dramáticas".

    Palacios ha remarcado que como consecuencia de todo esto, las empresas tienen mucha menos capacidad para adoptar políticas "agresivas" de remuneración a los accionistas o para realizar grandes compras financiadas con deuda si desean mantener sus actuales perfiles crediticios.

    Moody's prevé que los ingresos del sector de las telecomunicaciones en Europa aumenten entre un 1% y un 2% en 2016 impulsados por la mayor demanda de banda ancha, la mejorada capacidad de gasto de los consumidores y el aumento de los precios.

    Asimismo, la agencia prevé una recuperación del comportamiento operativo de las empresas europeas del sector, gracias a una regulación más favorable y a un entorno competitivo más racional. Sin embargo, alerta de que el sector no es inmune a un "fuerte" deterioro del entorno económico.

    "Aunque no es el escenario central de Moody's, un fuerte deterioro en el entorno económico europeo podría frenar la recuperación del sector de las telecomunicaciones y reducir el tiempo que los operadores tienen para reconstruir su fortaleza financiera", añade.

    La agencia señala que el principal riesgo para el sector es el vencimiento de deuda por valor de 35.000 millones de euros previsto entre 2020 y 2022, que podría elevar el coste de la deuda y hacer más complicada su refinanciación si no han reparado su balance ahora que es una opción accesible.