21 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Mutua Madrileña hará descuentos de hasta el 12% a los mutualistas para afrontar la competencia

Mutua Madrileña hará descuentos de hasta el 12% a los mutualistas para afrontar la competencia
EP

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, anunció hoy que la compañía reducirá a partir del 1 de julio las tarifas a los mutualistas que aporten un mayor margen técnico a la sociedad, un descuento que todavía no está definido, pero que oscilará entre el 5% y el 12%, de forma que la aseguradora absorberá el impacto en su cuenta de resultados.

Garralda realizó estas declaraciones a la prensa tras la junta general de accionistas, y precisó que los descuentos "no serán para todos los mutualistas" sino que sólo afectarán a aquellos que estén "en la zona más baja" en la relación existente entre la tarifa, el valor del coche y la siniestralidad.

En este sentido, el directivo explicó que la aseguradora ha detectado que otras compañías ofrecen precios más competitivos que Mutua Madrileña a este segmento de clientes y quiere "alinearse" con el mercado, tras observar que ése es su "punto débil". "Tenemos que competir con quienes compiten con nosotros", apostilló.

Además, la nueva política tarifaria también afectará a la cartera de nueva producción, ya que "la mejor forma de proteger y favorecer a los actuales mutualistas es dar entrada, en las condiciones de los familiares, a los conductores que acrediten que, además de tener un perfil de riesgo bajo", gozan de un demostrado historial de no siniestralidad".

En este marco, dijo que toda aseguradora quiere tener clientes con "un perfil de riesgo bajo y certificados de siniestralidad virgen", porque dan "margen de maniobra para ajustar las tarifas a la baja".

Garralda, que calificó a Mutua Madrileña como "el referente" del sector, apuntó que estas mejoras se aplicarán "en el futuro inmediato" y aseguró que no serán sólo económicas, sino también de servicio. Además, insistió en que no se trata de asumir la estrategia de las empresas de bajo coste, sino de "alinear el precio pagado por el mutualista a los riesgos realmente cubiertos".

Esta medida será complementaria a la aprobada por el consejo en enero, cuando acordó no repercutir la subida del IPC y congelar las tarifas de los seguros a todo riesgo, reembolsando el exceso ya facturado a los clientes.

APUESTA POR DIVERSIFICAR

El ejecutivo, que apostó en su discurso por la "transparencia" y las "mejores prácticas de gobierno corporativo", abogó por buscar "un punto de equilibrio" entre la reversión al mutualista y la acumulación de fondos para financiar el crecimiento de la compañía.

En este sentido, Garralda afirmó que la compañía no debe concentrar excesivamente el foco de la empresa en un solo ramo o región, y dijo que "seguirá apostando" por llegar a toda la geografía nacional y exportar el modelo "tan exitoso" de autos a otros ramos de la actividad aseguradora.

Asimismo, Garralda dijo que la mutua pasará a ser "multicanal" para alguno de los nuevos ramos, ya que los agentes mediadores o bancaseguros pueden ofrecer mayores oportunidades de negocio de los suministrados por el tradicional canal directo.

DESTITUYERON A POMATTA POR "LEALTAD INSTITUCIONAL"

Por otro lado, Garralda se refirió a la destitución de José María Ramírez Pomatta como presidente de la compañía y precisó que hubo que elegir entre la "lealtad a la persona y la lealtad a la institución", una deccisión que se intentó retrasar "en la medida de lo posible".

Asimismo, señaló que decisión de Ramírez Pomatta --que no acudió a la junta general, tras anunciar esta semana su salida del consejo de administración-- de reclamar a la entidad el cobro de 19,5 millones de euros por el plan de pensiones, petición que el consejo de administración de Mutua Madrileña decidió por unanimidad no atender, "ha quebrado la confianza del consejo en él".

Los accionsitas votaron en contra de ejercer la acción social de responsabilidad, tal y como había propuesto el representante de OCU, ya que, según explicó Garralda, su demanda no ha causado todavía ningún perjucio a compañía.

Los accionistas de Mutua Madrileña aprobaron en la junta general, la primera desde que Ignacio Garralda tomó las riendas de la compañía, la aprobación de los mutualistas la modificación de estatutos para que los consejeros no disfruten de pensión o beneficio de Previsión Social de ningún tipo.

Asimismo, se aprobaron las cuentas anuales de 2007, ejercicio en el que la aseguradora ganó 426 millones de euros, un 26,8% menos respecto al resultado de 2006, debido a la ausencia de ingresos extraordinarios, destinando 319.533 millones de euros a reservas y 106.511 millones a reservas estatutarias.