5 de diciembre de 2019
14 de noviembre de 2019

Nextil eleva sus ventas un 27,8% en los nueve primeros meses

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Nextil, el grupo textil propietario de marcas como Treiss, EFA, Ritex, SICI93, Playvest, Anna Llop o Dogi, elevó sus ventas un 27,8% en los nueve primeros meses del año, hasta alcanzar los 71,9 millones de euros, según ha informado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas de la unidad de tejido se situaron en los 10,57 millones de euros en el tercer trimestre, una cifra similar a la registrada en el mismo periodo en 2018, debido a la coyuntura en Estados Unidos, con una caída generalizada del consumo que ha afectado a algunos de los clientes más significativos de Elastic Fabrics of America (EFA).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de esta unidad también se ha visto afectado por el aumento de precios de la materia prima en aquel país, por lo que la compañía tras analizar márgenes y precios de mercado, ha aplicado una subida en los precios de venta de EFA, que será efectiva en los próximos meses.

Respecto a la unidad de prenda, la facturación se duplicó respecto al mismo periodo de 2018, hasta alcanzar los 13,38 millones de euros. Así, las ventas se elevaron tanto en Treiss, un 5,9%, como en SICI93, un 41,68%, y en Playvest un 28,66%.

Nextil registró un Ebitda de 4,2 millones de euros hasta septiembre, frente a los 'números rojos' de dos millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esto supone un crecimiento de 6,3 millones.

La compañía ha explicado que este resultado muestra la tendencia al alza de la rentabilidad del negocio, que se ha consolidado en el tercer trimestre, donde ha registrado un crecimiento del Ebitda de 1,3 millones de euros.

Nextil ha precisado que la mejora de todas las variables del negocio se deben a las medidas de racionalización de costes, la desinversión de la línea de 'stock service' en 2018, la incorporación de SICI93 en el perímetro y la estrategia comercial dirigida a la propuesta de valor del tejido hasta la prenda.

Respecto a la deuda financiera neta, ésta creció en cuatro millones de euros, hasta situarse en los 32,4 millones de euros, a pesar de la financiación de las nuevas adquisiciones del grupo, así como de la mayor necesidad de circulante por el crecimiento del negocio.

Por otra parte, la industrialización del proceso Greendyes en la planta de Barcelona ha llevado al desarrollo de una maquinaria específica diseñada para conseguir la más alta calidad y para poder replicar esta técnica tanto internamente como a través de futuras licenciatarias, lo que incrementa las posibilidades del negocio.

Contador

Para leer más


Lo más leído en mercado financiero