15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Obama anticipa que su nuevo plan de estímulos puede rescatar entre 3 y 4 millones de empleos para 2010

    Obama anticipa que su nuevo plan de estímulos puede rescatar entre 3 y 4 millones de empleos para 2010
    REUTERS

    WASHINGTON, 10 Ene. (Reuters/EP) -

    El presidente electo de EEUU, Barack Obama, indicó que sus propuestas para estimular la economía estadounidense podrían salvar o crear entre tres y cuatro millones de empleos para 2010, un 90 por ciento de ellos en el sector privado.

    El plan económico de Obama, que incluye la inyección de 800.000 millones de dólares (unos 595.000 millones de euros) para rescatar al país de la amenaza de la recesión, ya ha sido redactado por la presidenta del consejo de asesores económicos del presidente electo, Christina Romer, y por el principal consejero económico del vicepresidente electo Joe Biden, Jared Bernstein.

    Obama anunció estas estimaciones en su discurso semanal radiofónico y por Internet. "Los trabajos se crearán en el ámbito de la pequeña y gran empresa, a través de un amplio espectro de industrias".

    "Serán la clase de empleos que no aceptará la gente con vistas al corto plazo, sino que servirán para posicionar nuestra economía para liderar el mundo a largo plazo", añadió.

    Medio millón de estos empleos serán consecuencia del incremento de la inversión en fuentes de energía no contaminantes. Las industrias para el desarrollo de energía limpia verán doblada su producción en los próximos tres años, mejorando la eficiencia energética de dos millones de hogares estadounidenses.

    "Estos trabajos 'made in America', como la construcción de paneles solares, turbinas eólicas, coches más eficientes y el desarrollo nuevas tecnologías energéticas, pagan bien y pueden realizarse desde el exterior del país", añadió.

    El presidente electo indicó asimismo que sus estimaciones reflejan que casi 400.000 personas volverán a trabajar en el campo de las infraestructuras, bien reparando carreteras, puentes o escuelas, o bien instalando kilómetros de cables de banda ancha para permitir la conexión a Internet.

    "No sólo vamos a crear trabajos, sino que ayudaremos a los que perdieron los suyos, así como a los estados y a las familias más afectados por esta recesión", manifestó. Entre otras medidas, el plan comprende "ampliación del seguro de desempleo, un recorte impositivo valorado en 1.000 dólares (744 euros), y asistencia federal a los estados que no recorten su presupuesto para servicios esenciales como Policía, Bomberos, educación y sanidad".

    Como viene haciendo durante las últimas semanas, Obama advirtió de que las medidas adoptadas para combatir la crisis no tendrán un efecto inmediato sobre la economía, y que la situación empeorará antes de registrar una mejoría.

    En este sentido, el presidente electo expresó su confianza en la capacidad del pueblo estadounidense. "Hemos atravesado antes momentos como éste. Estoy seguro de que si nos unimos y conjuramos el Gran Espíritu Americano una vez más, responderemos a los desafíos de nuestro tiempo y escribiremos el nuevo gran capítulo de la historia americana", concluyó.