21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 29 de junio de 2018

    El objetivo de superávit primario de Grecia "reducirán el gasto social y la inversión", según el FMI

    Advierte a Tsipras en contra de subir el salario mínimo y de revertir las reformas laborales

    El objetivo de superávit primario de Grecia "reducirán el gasto social y la inversión", según el FMI
    REUTERS / COSTAS BALTAS

    MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El objetivo marcado por Grecia de mantener un superávit primario de, al menos, el 3,5% del PIB hasta 2022 implicará una reducción del gasto social y de la inversión, al mismo tiempo que limitará la posibilidad de reformas, según ha concluido el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras su visita anual al país heleno para elaborar su informe anual conocido como 'Artículo IV'.

    El organismo internacional ha alabado los cambios que ha experimentado Grecia en los últimos años, ya que ha "eliminado los desequilibrios macroeconómicos", además de que "está bajando" el desempleo y el crecimiento "ha vuelto".

    Según los últimos datos, el país heleno creció un 1,4% en 2017, mientras que en 2018 se acelerará hasta el 2% y cerrará 2019 con un crecimiento del 2,4%. De su lado, la previsión con respecto al paro es que pase del 20% en 2018 al 14% en 2023.

    "El legado de la crisis y una agenda de reformas sin terminar obstaculizan un crecimiento más rápido, mientras que la pertenencia a la moneda común y un objetivo muy alto de déficit primario limitan las opciones políticas", ha concluido la 'misión' enviada por el FMI.

    Además, el organismo se ha mostrado "preocupado" porque la mejora en los indicadores de deuda "solo se puede sostener a largo plazo bajo lo que parecen suposiciones muy ambiciosas sobre el crecimiento del PIB y la capacidad de Grecia de mantener grandes superávit primarios".

    AMPLIAR LA BASE IMPONIBLE

    Con respecto a las reformas que todavía están pendientes, ha recomendado a Grecia realizar "mejoras neutrales" a nivel presupuestario para cumplir sus objetivos fiscales al mismo tiempo que se apoya el "crecimiento inclusivo". En este sentido, en 2020 Grecia debería "reducir los altos tramos fiscales" y ampliar la "base salarial imponible". Para el FMI, esto ayudará a "reducir la tasa de pobreza y las distorsiones económicas".

    En este sentido, el equipo dirigido por Christine Lagarde ha advertido al Ejecutivo de Alexis Tsipras en contra de las últimas medidas laborales aprobadas, que volverán a favorecer los convenios colectivos y entrarán en vigor a finales de 2018, revertiendo las reformas laborales que "contribuyeron a la recuperación del empleo y la competitividad".

    "Cualquier ajuste del salario mínimo debería ser prudente y estar en línea con los aumentos de productividad para mantener el impulso de la recuperación de empleo y evitar cualquier disminución de la competitividad", ha concluido el FMI.

    Para leer más