7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 11 de febrero de 2010

    Papandreu se reúne con Sarkozy y Merkel antes de la cumbre

    BRUSELAS, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El primer ministro griego, George Papandreu, se reúne esta mañana con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y con la canciller alemana, Ángela Merkel, antes del inicio de la cumbre extraordinaria de líderes europeos que tiene como objetivo buscar soluciones a la crisis de deuda de Grecia para evitar la quiebra del país y el contagio a otros Estados de la eurozona que han sido atacados por los mercados como España o Portugal.

    A este encuentro previo asiste también el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

    Merkel y Sarkozy presentarán al final de la cumbre en una rueda de prensa conjunta que ya ha sido confirmada por el Elíseo un plan conjunto para evitar la quiebra de Grecia, según asegura el rotativo galo 'Le Monde', que cita una fuente próxima al presidente francés.

    "No podemos dejar caer a Grecia", afirma la fuente citada por el periódico. "La idea es que haya un compromiso franco-alemán fuerte, lo que no impide que después se produzcan decisiones a 27. El problema es que, entre los 27, están también Grecia, Portugal o España, países que han sido atacados. Sería curioso que estos países financien el salvamento de Grecia", prosigue la fuente.

    Francia no quiere que el Fondo Monetario Internacional (FMI) participe en el plan de rescate, aunque no excluye su asistencia técnica.

    La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno comenzará a mediodía, dos horas más tarde del horario previsto inicialmente, porque la nieve y el mal tiempo en Bruselas han retrasado la llegada de los líderes.

    El presidente del Gobierno y presidente en ejercicio del Consejo Europeo, José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó a Bruselas el jueves por la tarde, celebró esta mañana un desayuno de trabajo con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y con Van Rompuy. Al encuentro asistió también el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet.