20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 4 de abril de 2010

    El paro se moderó en marzo y no superó los 30.000 nuevos desempleados

    MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El paro se moderó en el mes de marzo, con un incremento de entre 11.000 y 30.000 personas, frente a los 82.000 nuevos desempleados del mes de febrero y los más de 123.000 parados que engordaron las listas del INEM en el mismo mes de 2009, según expertos consultados por Europa Press.

    La principal razón de esta desaceleración en la escalada del desempleo en marzo es el componente estacional, que, si bien no ha favorecido que el paro descienda como en otras ocasiones al cierre del primer trimestre, al menos ha permitido atenuar su caída.

    Las cifras definitivas se conocerán el próximo martes, 6 de abril, cuando el Ministerio de Trabajo e Inmigración publique los resultados del paro registrado y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de marzo.

    Por el momento, la patronal de las empresas de trabajo temporal Agett avanzó que "marzo es un mes favorable para el empleo". De hecho, el paro ha disminuido en 26.942 personas de media en la última década hasta el pasado año, en que registró un aumento de 123.000 personas en el tercer mes del año.

    En este contexto, Agett aseguró que el desempleo volvió a crecer este mes de marzo, pero en menor medida, hasta 30.000 personas, lo que eleva el paro registrado hasta los 4,15 millones de desempleados. Así, las cifras comenzarían a acercarse a los registros de 2008, año en el que el incremento del desempleo fue de 14.000 personas en el mes de marzo.

    "En febrero de este año el paro volvió a incrementarse de forma bastante significativa, de modo que, teniendo en cuenta este hecho, junto con el posible impacto de la Semana Santa sobre la contratación de hostelería y comercio y la tendencia de ralentización de la población activa, se podría asistir a un incremento del orden de las 30.000 personas en este mes de marzo", indicaron fuentes de Agett.

    Por su parte, la analista de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) María Jesús Fernández realizó un pronóstico más optimista. Según dijo, "los efectos estacionales empiezan a ser más favorables", con lo que el número de desempleados podría haber subido en sólo 11.000 personas en marzo.

    Además, indicó que, tomando los datos desestacionalizados, el número de nuevos desempleados habría sido de 65.000 personas, aún por debajo de los registros del mes de febrero y lejos también de las cifras de marzo de 2009. "Lo habitual es que el mes sea mejor que los anteriores", indicó.

    "Esperamos que se modere la destrucción de empleo, que siga descendiendo de forma más moderada y que caíga cada vez de forma menos intensa", agregó.

    Además, la analista de Funcas avanzó que las afiliaciones a la Seguridad Social podrían incrementarse en 16.000 personas en el mes de marzo, después de aumentar en más de 26.500 en febrero.

    En este sentido, el ministerio de Trabajo ya avanzó en febrero que se espera un periodo de datos de contratación "intermitentes" hasta los últimos compases del año, que comenzarán a tener una "continuidad positiva" a partir de los meses de septiembre y octubre en una situación compatible con nuevas subidas del desempleo.

    OTRAS VISIONES MENOS OPTIMISTAS

    Por su parte, el director del Servicio de Estudios de Caixa Catalunya, Xavier Segura, indicó que "es verdad que existe un efecto estacional" y que "seguramente marzo será mejor mes" que los dos anteriores en términos de incremento del desempleo, pero afirmó que siguen dándose efectos negativos que afectan al empleo.

    Así, detalló que "bastantes indicios" reflejan que la recuperación de la economía aún es "incipiente", por lo que "podría haber una recaída" en la crisis, lo que unido a las malas condiciones climatológicas vividas en marzo, hacen que no se descarte un "repunte significativo" del desempleo en este mes.

    En cuando al trimestre que cierra este mes, Segura aseguró que es de esperar que la tasa de paro se sitúe en el 19,3%, después de cerrar el año 2009 en el 18,8%.

    Por su parte, el BBVA indica en su último 'Observatorio Laboral' que, en general, los datos muestran que el mercado laboral

    continúa débil, sin consolidación de la tendencia de mejora, con lo que es previsible que el empleo comience su recuperación durante el segundo semestre del año en curso.

    En esta línea, el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas (ILCA) que elaboran Adecco y el IESE, afirma que la economía española seguirá perdiendo empleo en los próximos meses, aunque a un ritmo "sensiblemente más moderado", y que ello no será consecuencia del ansiado inicio de la recuperación, sino del hecho de que "ya no quedarán empleos por destruir".

    De esta forma, España llegará al mes de junio con un nivel de ocupación inferior al que tenía en igual mes de 2005 y con un volumen de parados que ya superará los 4,4 millones y que marcará un nuevo máximo en la historia económica española.