16 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

La planta química de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva) certifica su sistema de seguridad y salud en el trabajo

La planta química de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva) certifica su sistema de seguridad y salud en el trabajo
Planta química de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva). - CEPSA.

HUELVA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La planta química de Cepsa en Palos de la Frontera (Huelva) se suma a otros centros de Cepsa en certificar su sistema de seguridad y salud en el trabajo (SST) bajo la norma internacional ISO 45001:2018, tras superar con éxito la auditoría realizada recientemente por la
verificadora externa Audelco.

Se trata de una auditoría de carácter voluntario que coincide con la reglamentaria de la Ley española de Prevención de Riesgos Laborales, según ha informado la empresa en una nota de prensa.

De esta forma, la química palerma da un paso más en la evaluación y seguimiento de su sistema preventivo, como han hecho recientemente las refinerías La Rábida, Tenerife y Gibraltar-San Roque, así como las filiales de aviación y bunker.

El nuevo estándar, que sustituye a la OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment), incorpora mejoras que consolidan las condiciones de trabajo seguras y saludables de este centro operativo, al tiempo que se refuerza la cultura preventiva que siempre le ha caracterizado, eliminando los peligros y reduciendo los riesgos de manera proactiva.

Entre las mejoras que supone la nueva certificación implantada, destacan el refuerzo del compromiso de la dirección, la promoción de la consulta y participación activa de los trabajadores a todos los niveles, y la necesidad de desarrollo de indicadores que demuestren la mejora continua del sistema; todo ello, a través de la evaluación y
seguimiento permanentes.

Por otra parte, se potencia el cumplimiento de los requisitos
legales, al exigir la aportación de pruebas. También se ha ampliado la responsabilidad de la organización, ya que, además de proteger, debe promover la salud física y mental de sus trabajadores.

Así, se introduce como propósito el bienestar laboral del trabajador en términos de emociones o sentimientos respecto a su trabajo y profesionalidad (valoración, respeto, desarrollo, etc.), así como en lo relativo a otros aspectos que pueden mejorar el ambiente laboral (como la conciliación de la vida personal y laboral, la flexibilidad de horarios o el teletrabajo).

Por su parte, la entidad verificadora indicó en el informe que el objetivo ha sido conseguido de manera adecuada, lo que subraya la madurez de su Sistema de Gestión de Seguridad y Salud. Con una duración de tres días, la auditoría se realizó fundamentalmente de manera
presencial, con todas las medidas anti-Covid necesarias, y participaron 20 interlocutores de diferentes departamentos de la empresa y dos auditores.

Entre los puntos relevantes mencionados por el equipo auditor destacan el mantenimiento del nivel de eficacia del sistema de gestión y del desempeño en el año 2020; el liderazgo, la competencia y concienciación en Seguridad y Salud en el Trabajo; la respuesta a los medios y partes interesadas, y el análisis de la accidentabilidad
histórica en la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo.

Hace tan sólo unos días que la planta química superó, un año más, la auditoría Seveso III cuyo objeto primordial es la prevención de los accidentes graves y la limitación de sus consecuencias para las personas y el medio ambiente.

Cepsa siempre ha integrado en su gestión, de manera proactiva, la seguridad y salud laboral de sus empleados y empresas auxiliares, proporcionando lugares de trabajo seguros y saludables que permitan prevenir lesiones y deterioro de la salud relacionados con el trabajo, mediante la minimización de riesgos y la eliminación de peligros, teniendo en cuenta la participación de los trabajadores y de sus representantes en el proceso.

Fruto de ese interés, la planta química de Palos adoptó en 2004 el estándar OHSAS 18001 como modelo de referencia para gestionar sus peligros y sus riesgos, que ahora ha sido sustituido por la más aún más exigente ISO 45001.

El proceso de certificación contempla un examen exhaustivo de la eficacia del sistema de gestión de la prevención implantado, yendo más allá de los requisitos legalmente exigibles, y establece los requisitos que debe cumplir un sistema gestión de seguridad y salud en el trabajo para que las organizaciones puedan optimizar el rendimiento de su
sistema, así como controlar eficazmente los riesgos asociados con sus actividades.

Para leer más