7 de abril de 2020
27 de abril de 2008

El presidente del Banco Pastor augura una recuperación de la venta de pisos en tres meses tras una parálisis "exagerada"

La entidad se está "posicionando" para entrar en el negocio eólico gallego, en el que la Xunta prima la participación pública

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Pastor, José María Arias, vaticinó hoy que la venta de viviendas en España se reactivará en tres o cuatro meses si la situación económica se mantiene en las condiciones actuales, por lo que, a su juicio, se superará una parálisis "exagerada" en la demanda.

En una entrevista en Radio Nacional de España recogida por Europa Press, Arias consideró que el "shock" ocurrido en los últimos seis meses en el comportamiento de los compradores se acabará a corto plazo. Así, opinó que el parón actual se debe a un "desconfianza" de los consumidores ante una coyuntura "que no se ha producido".

De hecho, opinó que, en estos momentos, no se está padeciendo una situación de crisis ni de recensión, sino de desaceleración, aunque puntualizó que dependerá de su evolución en los próximos meses. Además, apuntó que en este "enfriamiento" de la economía influyen varios acontecimientos externos, como la crisis de liquidez.

En todo caso, apuntó que habrá que esperar para conocer la "consecuencias" de la rebaja en el ritmo de crecimiento, aunque descartó que se trasladen a España los problemas de morosidad que vive Estados Unidos. En este sentido, argumentó que en el mercado español no existen hipotecas de riesgo ('subprime') como las que están en la base de crisis financiera norteamericana.

SITUACION ENVIDIABLE.

El presidente de esta entidad bancaria gallega comentó que en Estados Unidos si una familia no puede afrontar el pago de su hipoteca el banco le embarga directamente la casa, lo que causa "grandes oscilaciones" en el mercado. Asimismo, destacó que los índices de morosidad en España son tres veces menores a los de la media de Europa.

En este contexto, enfatizó que el Pastor se encuentra en una situación "envidiable" que le permitirán no entrar en "guerras" con otros bancos para captar clientes. De este modo, puso en valor la labor de previsión que, según aseveró, posibilitó que se anticipasen a la desaceleración.

También hizo hincapié que el enfriamiento económico está afectando más a las grandes entidades bancarias, por lo que rechazó posibles fusiones. Además, descartó que el banco sea comprado y, en todo caso, apostilló que están en condiciones de adquirir, no de vender.

NEGOCIO EÓLICO.

Por otra parte, admitió que el Banco Pastor se está "posicionando" para entrar en el negocio eólico en Galicia, una vez que la Xunta ha impuesto una nueva regulación, al primar su participación a la hora de conceder los parques. No obstante, eludió revelar más detalles, aunque apuntó que en la actualidad ya participan en algún proyecto.

Preguntado sobre los requisitos del Gobierno gallego, reivindicó la acción de su entidad en sus 40 años de vida a la hora reinvertir en la comunidad. De hecho, proclamó que se sienten "muy gallego" y resaltó que casi el 70 por ciento de los acciones particulares proceden de Galicia.

Sobre la venta parte de las acciones de Unión Fenosa que mantenía la entidad, comentó que la eléctrica tiene que caminar hacia "horizontes mayores", por que su presencia "ya no es tan necesaria".