20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 23 de enero de 2018

    Procter & Gamble gana un 50% menos en su primer semestre por el impacto de la reforma fiscal

    CINCINNATI (ESTADOS UNIDOS), 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El fabricante estadounidense de productos de consumo Procter & Gamble (P&G) obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.348 millones de dólares (4.366 millones de euros) en los seis primeros meses de su año fiscal, lo que representa un retroceso del 49,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

    Según informó en un comunicado, la caída de casi la mitad del valor de sus ganancias durante los seis primeros meses de su ejercicio refleja el impacto de la aplicación de la reforma tributaria de EEUU promulgada el pasado 22 de diciembre por Donald Trump, en la que se reduce la tasa de impuestos sobre las ganancias desde un 35% al 21% y se pasa de un régimen impositivo global a uno territorial. P&G indicó que el beneficio aumentará en los próximos años, cuando el tipo impositivo del 21% se aplique completamente.

    En este sentido, explicó que la caída de las ganancias registradas en el segundo trimestre y primer semestre finalizados el pasado 31 de diciembre de 2017, recoge el impacto provisional de 628 millones de dólares (513 millones de euros), compuesto por un cargo por repatriación de capitales de 3.800 millones de dólares (3.102 millones de euros) y un beneficio fiscal diferido de aproximadamente 3.200 millones de dólares (2.613 millones de euros).

    La cifra de negocio neta de la multinacional propietaria de marcas como Gillette, Braun o Pantene alcanzó entre julio y diciembre un total de 34.048 millones de dólares (27.798 millones de euros), un 2% más que en el intervalo equivalente del ejercicio precedente. La división de belleza fue la que más incrementó sus ventas, en un 7%, seguida de la de cuidados de salud (5%) y las de cuidado del hogar (2%). Al contrario, cayeron un 1% los ingresos de la división de bebés y un 3% los de aseos personal.

    En el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, P&G obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.495 millones de dólares (2.037 millones de euros), lo que supone un 68% menos que las del mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que sus ventas netas ascendieron un 3%, hasta 17.395 millones de dólares (14.202 millones de euros).

    Al respecto de las cuentas, el presidente y consejero delegado de la compañía, David Taylor, subrayó que el grupo ha logrado "acelerar el crecimiento de las ventas orgánicas e impulsado un fuerte ahorro de los costes de productividad y flujo de caja". "Seguimos en el buen camino para alcanzar los objetivos del año fiscal completo", aseveró.