4 de abril de 2020
26 de marzo de 2020

Prosegur comunica a los sindicatos su intención de tomar medidas ante la "gran caída de la actividad"

Los centros afectados cuentan con 21.306 afectados

Prosegur comunica a los sindicatos su intención de tomar medidas ante la "gran caída de la actividad"
Fachada exterior de una de las sedes de la empresa de seguridad Prosegur en la Calle Pajaritos, nº24, Madrid (España). - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Prosegur ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de iniciar las actuaciones necesarias incluidas en el real decreto de medidas urgentes para hacer frente a la crisis del coronavirus, entre las que se incluye los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), ante lo que considera una caída de la actividad de la seguridad "muy grande" a raíz de las medidas de confinamiento de la población.

Según han confirmado a Europa Press en fuentes de la compañía, la comunicación ya ha sido entregada a los sindicatos, con el fin de que se cree un comité de negociación durante los próximos cinco días, antes de que, en el caso de los ERTE, se presente ante las autoridades laborales.

Sin embargo, las medidas planteadas no solo plantean estos despidos temporales, sino que también abarcan "muchas otras tipologías" de alternativas para los empleados, como las reducciones de jornada o suspensiones temporales de contratos.

Estos procedimiento afectarán a los centros de trabajo de Prosegur en España ubicados en 47 provincias, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que, en su totalidad, cuentan con 21.306 trabajadores, según la comunicación trasladada por la empresa a los sindicatos.

Las provincias que cuentan con el mayor número de empleados son Madrid, con 6.671 trabajadores, seguida de Barcelona, con 2.967; La Coruña, con 1.132; y Valencia, con 1.033 empleados, siendo estas regiones las únicas con más de 1.000 trabajadores.

Desde la aprobación del estado de alarma en el país para contener la propagación del virus entre la población, la actividad de la seguridad se ha visto muy afectada, tras el cierre de centros comerciales, estadios de fútbol e, incluso, aeropuertos.

Durante las primeras semanas de la llegada de la pandemia, la seguridad tuvo que ser reforzada en los supermercados, debido a la primera reacción de algunas personas de lanzarse a la compra masiva de productos de alimentación.

Sin embargo, según las mismas fuentes, tras producirse un cierto refuerzo de la actividad en estos establecimientos, la situación en los supermercados ya se ha normalizado.

Ante este panorama, otras compañías del sector de la seguridad, como Ilunion, del grupo social ONCE, están estudiando llevar a cabo diversos ERTE, en función de los cierres que vayan ejecutando sus principales clientes en los distintos sectores en los que opera, como aeropuertos, hoteles y hospitales, entre otros.

Contador

Lo más leído en mercado financiero