13 de noviembre de 2019
15 de octubre de 2019

Ribera pide a las CCAA mineras que aporten el 25% de los fondos del plan de restauración de las explotaciones

Ribera pide a las CCAA mineras que aporten el 25% de los fondos del plan de restauración de las explotaciones

Ribera pide a las CCAA mineras que aporten el 25% de los fondos del plan de restauración de las explotaciones
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa RiberaEUROPA PRESS

PONFERRADA (LEÓN), 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha asegurado que el primer plan de restauración de zonas mineras tendrá un coste de 76 millones de euros y ha reclamado a las comunidades autónomas afectadas por el cierre de minas que comiencen a trabajar para aportar el 25% de los fondos destinados al plan de restauración de explotaciones mineras como requiere la normativa.

Así lo ha avanzado la ministra en su visita a la comarca leonesa de El Bierzo, donde ha asistido a una reunión de trabajo para analizar los convenios de transición justa. Allí ha señalado que hasta el momento desde el Ministerio se han identificado las líneas específicas de transición para el conjunto de las zonas afectadas que son fundamentalmente León y Palencia en Castilla y León, Asturias y Teruel en Aragón.

De este modo ha señalado que desde el Ejecutivo central se apunta a un coste de 76 millones de euros para el primer plan de restauración de zonas mineras, un punto en el que ha mostrado su "preocupación" al comprobar que los avales disponibles, aquellos que presentaron las empresas mineras cuando desarrollaban su actividad, "no llegan al 3%".

Ante esta situación, Ribera ha señalado que el 25% de los fondos deberán ser aportados por las comunidades autónomas afectadas, algo que exige la normativa y que, como ha destacado, debe ser activado "rápidamente" porque "es empleo" y se necesita para poder "activar el trabajo". "Eso es lo inmediato", ha aseverado.

Ribera ha explicado además que en total el Ministerio para la Transición Ecológica destinará unos 600 millones para desarrollar los convenios que impulsen la actividad económica en zonas de transición. Así, tras el encuentro celebrado este martes en la comarca leonesa ha aclarado que estos convenios permitirán movilizar los recursos que el Estado asigna a la transición justa a través de diferentes fondos.

Para Ribera el encuentro que se ha celebrado este martes hay sido "muy provechoso". "Tenemos poco tiempo pero hay que aprovecharlo", ha manifestado, tras lo que ha reconocido que es necesario trabajar para facilitar la "transición" y la "transformación" de una zona asociada tradicionalmente al carbón y a la minería.

Así, la ministra ha abogado por centrarse en la "realidad" tras el cierre de las minas a 31 de diciembre de 2018 y las centrales térmicas en proceso de clausura, cuyo desmantelamiento permitirá generar actividad inmediata, algo que, a su juicio, "no es suficiente". "Es necesario trabajar en qué pasará más allá entre los distintos actores locales y sociales, hay que encontrar el modo en el que se quiere vivir, asentar población y actividad económico en el territorio", ha destacado.

Para avanzar en la consecución de esas fórmulas Ribera ha pedido "esfuerzo" por parte de "todos", desde la premisa de que existen políticas europeas de acompañamiento que van desde la disponibilidad de recursos asociados a los ingresos de la subasta de derechos de misión, a un fondo de transición justa. "Hay que utilizar de la manera más inteligente los recursos para restauración de zonas minera".

En este sentido, también ha abogado por impulsar incentivos regionales que se centren en la búsqueda de la capacidad de actuación en el ámbito de las energías renovables para avanzar así en mecanismos de desarrollo rural y luchar contra el reto demográfico.

Tras analizar estas cuestiones Ribera ha apostado por identificar propuestas, evaluar su viabilidad económica para, finalmente, plasmar el resultado en los convenios de transición justa que permitan avanzar tanto en un futuro inmediato como en el medio plazo.

Tras el encuentro Ribera no ha ocultado que en la reunión se ha trasladado la preocupación tanto de alcaldes como de trabajadores sobre cómo "encarrilar" cada uno de los cierres, por lo que ha pedido que no se trabaje de forma "aislada" en una cuestión sobre la que ha considerado "capital" sumar "todas las sinergias".

Así, ha defendido que no es posible sustituir una "macroactividad" por otra "macoracitivad" sino que es necesario generar un semillero de actividades que se "consolide, avance y crezca" y que pueden estar relacionadas con el sector energético, la agroindustria o las actividades del tercer sector.

CUATRO CONVENIOS EN CYL

Así, durante el encuentro, se ha detallado que serán cuatro los
convenios que, inicialmente, se firmen en la región entre "mayo y septiembre" de 2020 y que afectarán a el Bierzo, Laciana y Babia; La Robla y Pobla de Gordón, y Velilla y Guardo.

Cada convenio parte de un diagnóstico previo y de un análisis socioeconómico y de infraestructuras del área geográfica acogida a este, además de un estudio de las iniciativas económicas con mayor potencial de generación de empleo y nuevo desarrollo en la zona. Estas dos fases ya están avanzadas por parte del Ministerio para la Transición Ecológica.

Los cuatro convenios que se pondrán en marcha en Castilla y León constituyen planes integrales de desarrollo territorial y se realizarán tras un proceso participativo del que formarán parte empresas, universidades, centros educativos, organizaciones sindicales, asociaciones y organizaciones ambientales no gubernamentales, así como las distintas Administraciones, donde las entidades locales están llamadas a desempeñar un papel fundamental.

Los convenios facilitarán el acceso asistido y ágil a líneas de apoyo de la Administración General del Estado (AGE) como las ya mencionadas; asistencia técnica para ventanas de financiación europea, priorización en líneas de ayudas existentes a través de puntuación adicional -tras la valoración de su idoneidad por parte del Ministerio de Hacienda y de Trabajo, Migraciones y Seguridad y el de Industria, Comercio y Turismo- o herramientas de política energética.

En la articulación de los cuatro convenios, Ciuden -por su emplazamiento y conexión con el territorio- tendrá un papel "destacado", y será un agente coordinador de iniciativas y proyectos solventes por su capacidad de generación de empleo y desarrollo económico en la región, además de poner a disposición de los convenios toda su capacidad tecnológica.

Los técnicos de la fundación ya trabajan en conexión con el conjunto de administraciones públicas de la zona y agentes económicos. Por el momento, han completado las primeras actividades exploratorias en una parte significativa de las zonas para avanzar en aspectos como el análisis y la mejora de la gobernanza, el diagnóstico socioeconómico de las zonas o la formulación de iniciativas, entre otros.

Además, se analiza el potencial de proyectos concretos que garanticen alternativas de trabajo sostenible y de calidad vinculadas a sectores como el agroalimentario o el de las energías renovables, entre otros. De igual modo, se explora el desarrollo de proyectos de formación que respondan a las demandas reales de la actividad económica, así como el fomento de la formación de empleo orientada a la mujer, clave para garantizar la permanencia en el territorio.

En la reunión de este martes han participado el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, además de los ayuntamientos de Ponferrada, Villablino, Cubillos de Sil, Igüeña, Fabero, Páramo, Noceda, La Robla y Velilla del Río, representantes de Ciuden, del Instituto de Reestructuración de la Minería del Carbón (Irmc) y del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

Contador

Para leer más