5 de julio de 2020
10 de septiembre de 2018

Sánchez traslada a patronal y sindicatos que no hay ningún problema con la venta de corbetas a Arabia Saudí

Sánchez traslada a patronal y sindicatos que no hay ningún problema con la venta de corbetas a Arabia Saudí
OSCAR DEL POZO - EUROPA PRESS

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado este lunes a CEOE y a los sindicatos CC.OO. y UGT que no peligra el contrato de España con Arabia Saudí para venderle un total de cinco corbetas por un importe conjunto de 1.800 millones de euros, fabricadas por la empresa pública Navantia en Cádiz.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, se han reunido este lunes en Moncloa con Sánchez y con la ministra de Educación, Isabel Celaá, para conocer el plan estratégico para la Formación Profesional, reunión que han aprovechado para preguntar al Ejecutivo por este tema.

La semana pasada los sindicatos de Navantia en Cádiz alertaron de la posibilidad de que Arabia Saudí hubiera paralizado la compra de corbetas a España después de que el Ministerio de Defensa anunciara que se estaba replanteando la venta de 400 bombas al país ante la sospecha de que fueran a utilizarse contra población civil en la guerra de Yemen.

En este sentido, Sordo ha indicado que, según les ha trasladado el Gobierno, "no hay caso" y las corbetas "no están en riesgo", por lo que ha querido transmitirles un mensaje de "tranquilidad" al respecto.

En la misma línea, Rosell ha reconocido que se ha producido cierta "intranquilidad" con este tema, pero ha indicado que "parece" que en este momento ya no hay ningún problema.

El pasado viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, quiso lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los trabajadores de la planta de Navantia en San Fernando (Cádiz) y les prometió una resolución "satisfactoria" al conflicto. Además, anunció que una comisión interministerial está trabajando actualmente en alcanzar una solución para mantener las "buenas relaciones" con Arabia Saudí, al mismo tiempo que permita asegurar la carga de trabajo derivada del contrato de las corbetas.