1 de abril de 2020
29 de abril de 2019

El sector de los aditivos para la industria alimentaria eleva sus ventas un 5% en 2018

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector de los aditivos y complementos para la industria alimentaria elevó sus ventas un 5% en 2018, hasta alcanzar los 525 millones de euros.

De esta forma, desde 2009 las ventas de este segmento siguen su tendencia positiva, incrementándose de forma acumulada un 40% en el período 2009-2018, según los datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.

El crecimiento de la facturación se vio favorecido por el buen comportamiento de la producción de la industria alimentaria y por el creciente desarrollo de nuevos productos multifuncionales, con mayores prestaciones y beneficios para la salud.

Las empresas del sector presentan una alta propensión a exportar, llegando a representar más del 50% de la facturación agregada de las principales empresas.

Las exportaciones de las empresas españolas se dirigen principalmente hacia los países de la Unión Europea, aunque algunas destinan una parte de sus ventas al exterior a mercados emergentes.

El informe prevé que en los próximos años la actividad de estas empresas seguirá marcada por la tendencia al alza de la demanda. De esta forma, las previsiones para el bienio 2019-2020 apuntan a tasas de variación del mercado español de entre el 3% y el 4% anual, llegando a situarse en un valor de 565 millones de euros en el último año.

El número de empresas con actividad de fabricación o importación de aditivos y complementos para la industria alimentaria se ha mantenido estable en los últimos años, situándose en unas 150 en 2018. Por su parte, el empleo creció ligeramente en ese ejercicio, hasta los 1.450 trabajadores.

En la actualidad, en el sector predominan las empresas de mediana y pequeña dimensión, generalmente propiedad de accionistas españoles aunque junto a ellas opera un número reducido de compañías de gran tamaño, las cuales ocupan las primeras posiciones del mercado.

En los últimos años algunos de los principales competidores han continuado con operaciones de compra de empresas para reforzar su posición en el mercado nacional, lo que ha dado lugar al avance en el proceso de concentración de la oferta.

Para leer más