24 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 8 de abril de 2010

    Sindicatos de Iberia y British piden respeto a sus condiciones laborales

    MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los principales sindicatos de trabajadores de Iberia y British Airways (BA) han mostrado su apoyo a la fusión entre ambas aerolíneas, pues consideran que "fortalecerá a ambas compañías", aunque solicitaron que la empresa resultante sea líder "no sólo en el sentido comercial, sino también en términos de sus condiciones sociales".

    Tras una reunión mantenida el miércoles entre la Federación de Transporte, Comunicaciones y Mar de UGT (TCM-UGT), la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO (FSC-CCOO) y el sindicato británico Unite, las tres partes reivindicaron el derecho de los trabajadores a ser tratados "con respeto y dignidad", especialmente cuando el éxito de la nueva compañía "dependerá de la experiencia, profesionalidad y dedicación de su plantilla".

    Asimismo, los sindicatos manifestaron su preocupación por el modo en que BA está tratando a sus tripulantes de cabina (TCP) en el conflicto que actualmente mantiene con la dirección, lo que "envía un mensaje muy negativo a la plantilla sobre las relaciones laborales que se encontrarán en la nueva compañía tras la fusión".

    En este sentido, denunciaron "lo que parece ser un intento de BA de boicotear el sindicato", tras "su negativa a pagar los salarios al personal después de los días en que se mantuvo en huelga, la suspensión de trabajadores que hablan contra ellos o la retirada de ayudas a desplazamientos a algunos TCP como castigo por participar en una movilización legal".

    Además, los tres sindicatos se cuestionaron si una vez completada la fusión "correrá peligro su derecho a la negociación colectiva y a adoptar movilizaciones legales legítimas a través de sus sindicatos".

    Por ello, hicieron un llamamiento al respeto a la Legislación Europea de Diálogo Social como "herramienta fundamental para solucionar los conflictos laborales", y mostraron su disposición a buscar "soluciones aceptables" tanto en el conflicto de los TCP de BA como en los convenios que se están negociando actualmente en Iberia.

    Iberia y British han firmado su contrato definitivo de fusión, que generará unas sinergias anuales de 400 millones de euros a partir del quinto año de su integración, y cuya ejecución --prevista a finales de 2010-- dará lugar a uno de los mayores grupos aéreos del mundo, con una flota de 408 aviones y 200 destinos de vuelo.

    Ambas compañías tienen pensado someter el acuerdo de fusión a la aprobación de sus respectivas juntas de accionistas el próximo mes de noviembre y ejecutar su integración aproximadamente un mes después, dando lugar a una nueva sociedad 'holding' conocida como Internacional Airlines Group, aunque conservando sus respectivas marcas y operaciones.