20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • Viernes, 17 de Mayo
  • 2 de febrero de 2008

    Singapore Airlines proyecta vuelos directos entre Barcelona y Singapur

    BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Singapore Airlines estudia ofrecer vuelos directos entre Barcelona y Singapur "en tres o cuatro" de los siete vuelos que cubren la ruta semanalmente y que ahora realizan una escala técnica en Milán (Italia), según explicó el director de Ventas en España y Portugal de la compañía aérea, Carles Arsequell.

    Arsequell confió en poder poner en marcha la ruta directa a la vista de los buenos resultados de esta línea desde que se puso en marcha hace un año y medio, lo que ha permitido aumentar su frecuencia de tres a siete vuelos semanales. Así, señaló que será posible empezar a operar vuelos directos si "se apuesta por el tráfico catalán y español, y si la gente confía en esta línea".

    "Tenemos una alta ocupación que ronda el 85%, y creemos que tiene bastante potencial" señaló Arsequell, y destacó que el objetivo es crecer "paulatinamente, a medida que aumenten las ventas y también las exportaciones hacia Asia". "Es el mercado de futuro", aseguró.

    El vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Stephen Forshaw, se alineó con Arsequell, y afirmó que "en un año y medio se ha conseguido lo que se hace en tres años", en referencia al tiempo que se necesita para consolidar una ruta.

    La compañía aérea estrenó hace dos semanas una conexión diaria entre las dos ciudades, lo que supone la única conexión diaria entre el país asiático y España. Antes de operar en la ciudad catalana, la compañía conectaba Singapur con madrid, una ruta que dejó de funcionar por su bajo rendimiento.

    Cuando se volvió a plantear enlazar los dos países "se consideró unir Singapur con una ciudad más cosmopolita", según Arsequell, que argumentó también el cambio destacando que Barcelona es la ciudad más al "este" y más "cercana" a Singapur, y "teniendo en cuenta que la competencia de la compañía opera en Madrid".

    Las previsiones es que el vuelo diario entre Barcelona y el país asiático permita doblar el número de pasajeros entre Singapur y la capital catalana en el plazo de un año.

    CAPACIDAD DE 100.000 PASAJEROS AL AÑO.

    El Boeing 777-300ER que opera la compañía para esta ruta tiene una capacidad de 276 pasajeros distribuidos en ocho asientos de primera clase, 42 en 'business' y 226 en clase turista. Esto significa que con una ocupación máxima en todos sus vuelos desde el Aeropuerto de Barcelona, el avión podría transportar a Asia a más de 100.000 pasajeros en un año.

    De momento, según Arsequell, las ventas desde España representan un 22% del total de la línea, Italia y Milán entre un 23 y 24% y un 20% son ventas que se realizan desde Singapur.

    ASIA, EL MERCADO DE "FUTURO".

    Aunque situó Europa como una de las apuestas de Singapur Airlines, Arsequell destacó que el principal objetivo de la compañía, que tiene su 'hub' en Singapur, es "volar hacia los destinos que actualmente hay más demanda mundial, es decir, China e India" en caso de abrirse nuevas rutas y que la compañía recibiera nuevos aviones. "El tráfico en China es imparable, en el 2010 se prevé que sea la primera potencia en volumen de tráfico de vuelos turísticos", destacó.

    En Europa, Arsequell explicó que actualmente tienen casi 90 frecuencias semanales que unen el continente con Singapur, y que la compañía aérea tiene como objetivo también aterrizar en Sudamérica. En este caso, indicó que la ruta se podría hacer vía Barcelona o vía Johanesburgo (Sudáfrica), aunque dejó claro que "de momento, no se ha planteado".

    EN ESPERA DEL TERCER AIRBUS 380.

    Singapore Airlines espera recibir el tercer Airbus 380 a mediados de marzo y empezará a operar cubriendo la ruta entre Singapur y Londres a partir del 18 de marzo. La compañía aérea estrenó el aparato a principios de enero, relevando así el Boeing 747 como el avión de pasajeros más grande del mundo. El primer vuelo del A380 cubrió la ruta entre Sydney y Singapur en siete horas con un recorrido de 6.300 kilómetros.

    En total, la compañía ha comprado 19 unidades del A380, que tiene una envergadura de 80 metros y una altura de 24,1 metros, y puede transportar entre 555 y 850 pasajeros.