11 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

Las socimis piden al Gobierno que no discrimine su régimen fiscal respecto al resto de países

Reivindican su papel como instrumento para atraer a inversores institucionales y particulares

Las socimis piden al Gobierno que no discrimine su régimen fiscal respecto al resto de países
Edificio de Colonial en París alquilado a Goldman Sachs - COLONIAL - ARCHIVO

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Colonial, Merlin y Lar España, socimis que cotizan en la Bolsa española, han solicitado al Gobierno que no "discrimine" el régimen fiscal de este tipo de sociedades respecto al que tienen sus homólogos internacionales.

Durante una mesa redonda en torno al estudio de PwC 'Las socimi en el mercado inmobiliario español: Origen, evolución y principales rasgos', los consejeros delegados de las tres compañías han reivindicado el papel de estas sociedades para diversificar y fidelizar en el sector inmobiliario terciario a inversores institucionales y particulares.

Los tres directivos --Pere Viñolas, Ismael Clemente y Miguel Pereda, por Colonial, Merlin y Lar, respectivamente-- han advertido de que las grandes socimis ya reparten todos sus beneficios vía dividendos, por lo que la medida gubernamental de gravar el porcentaje no repartido "no tendrá el menor efecto práctico".

Ahora bien, creen que, al separar la normativa española de la del resto de países, "se siembran dudas sobre la seguridad jurídica del mercado inmobiliario en España, lo que podría provocar la salida de los fondos de pensiones y demás inversores institucionales del mercado".

A su juicio, más que cambiar la fiscalidad, creen que sería deseable incentivar a aquellas socimis que cumplen con el estándar internacional en torno al capital flotante, que, en la mayoría de países, es "más exigente" que en España.

PRECIOS DEL ALQUILER

Los responsables de las tres compañías también han subrayado que las grandes socimis cotizadas apenas cuentan con alquiler de vivienda en sus carteras, por lo que defienden no ser responsables del alza de los precios en determinadas ciudades.

Por el contrario, opinan que ayudan a mitigar el problema, ya que ofrecen una alternativa inmobiliaria "no especulativa" para los inversores particulares, quienes hasta la aparición de las socimis se limitaban casi siempre a comprar pisos para alquilarlos y posteriormente revenderlos, una de las causas de la crisis de 2008.

Para leer más