18 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Solo una de cada cuatro empresas llega a los 25 años de vida, según Iberinform

La mitad de proyectos empresariales alcanza su octavo aniversario

Solo una de cada cuatro empresas llega a los 25 años de vida, según Iberinform
Una mujer lee la pantalla de su ordenador, mientras trabaja en el despacho de su oficina.RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Solo un 25% de las empresas constituidas en España alcanza una edad de 25 años, siendo el periodo de mayor disolución empresarial el que comprenden entre y el tercer y cuarto año de vida, tras el agotamiento de los recursos iniciales.

En concreto, según el último estudio realizado por Iberinform sobre la longevidad empresarial, la inyección de capital inicial permite al 99,4% y al 98,1% de las empresas sobrevivir durante su primer y segundo año de vida, respectivamente.

Sin embargo, a parte de ese punto, aquellas que no son capaces de generar números 'negros' afrontan un futuro muy incierto. De hecho, el tercer año de vida es el que registra mayor mortalidad empresarial, ya que la tasa de supervivencia cae más de 14 puntos porcentuales, hasta el 84%.

En su cuarto año, esta tasa vuelve a caer otros 11 puntos, hasta quedar en el 73%, es decir, uno de cada cuatro proyectos empresariales quiebra entre el tercer y cuatro año de vida.

En los cuatro años siguientes, las tasas de disolución empresarial se suavizan ligeramente, pero siguen siendo superiores a los cinco puntos porcentuales por anualidad, cerrando el octavo año de vida con una tasa de supervivencia del 49%, lo que supone que dos de cada cuatro proyectos empresariales no llegan a cumplirlo.

Durante los siguientes cuatro años, la tasa sigue retrocediendo unos tres puntos porcentuales al año, con solo el 35% de las empresas sobreviviendo en su décimo segundo año, punto a partir del cual se encuentran más consolidadas y solo retroceden siete puntos en los próximos doce años.

Para elaborar este estudio, Iberinform ha analizado los casi tres millones de constituciones de empresas que han tenido lugar en España desde 1990. "Oficialmente, 350.000 han sido dadas de baja en el registro mercantil, pero es un dato equívoco", señala el director general de Iberinform, Ignacio Jiménez.

De acuerdo con sus registros, 1,3 millones de empresas adicionales no tienen ningún tipo de actividad, a pesar de estar constituidas legalmente. "La combinación de nuestros datos históricos nos permiten estimar las tasas de supervivencia actuales de la empresa española", explica Jiménez.