21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 24 de agosto de 2017

    Sólo De la Serna rendirá cuentas en el Congreso por El Prat: el Congreso 'libra' a Báñez de comparecer

    Sólo De la Serna rendirá cuentas en el Congreso por El Prat: el Congreso 'libra' a Báñez de comparecer
    EUROPA PRESS

    MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Congreso ha rechazado llamar a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, a comparecer en el Congreso por el conflicto laboral en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, y será únicamente el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que ya había anunciado que comparecería a petición propia, quien dé explicaciones en sede parlamentaria sobre esta situación.

    Así, PP, Ciudadanos, PNV y el PDeCAT han rechazado que la reforma laboral aprobada en 2012 tenga que ver con las reivindicaciones de la plantilla de Eulen, empresa adjudicataria de la seguridad del aeropuerto barcelonés, y que estaban siguiendo una huelga indefinida hasta que decidieron desconvocarla tras los atentados del pasado jueves en Barcelona y Cambrils.

    El PSOE, a través de su diputada Adriana Lastra, ha recordado que el conflicto empezó en otro aeropuerto, el de Ibiza, donde sí hubo solución, pero que "amenaza con extenderse al resto de aeropuertos", por lo que ha mostrado su "preocupación por la falta de soluciones de este Gobierno".

    Lastra, que ha instado a derogar la reforma laboral, ha criticado la "demonización de los trabajadores" por parte del Ejecutivo que, a su juicio, se ha "escudado" en el conflicto en que se trataba de un conflicto laboral dentro de una empresa subcontratada.

    "LA REFORMA LABORAL NO TIENE NADA QUE VER".

    "La reforma laboral no tiene nada que ver", ha replicado el portavoz de Empleo del PDeCAT, Carles Campuzano, que ha criticado que Fomento "no quiso asumir ninguna responsabilidad" y que "se prima a Barajas frente al Prat". Para el diputado catalán, "el modelo centralizado es la razón de fondo que explica el desastre", y ha recordado la "promesa" del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero de transferir la gestión de este aeropuerto.

    También Aitor Esteban, del PNV, ha rechazado la relación con la reforma, y ha resumido que con este argumento "se coge un poco el rábano por las hojas". "Se quiere pretender que la razón sea algo que no nos parece que sea exactamente lo que está pasando", ha dicho.

    Por parte del PP, Miguel Barrachina ha dirigido su intervención a recordarle al PSOE que el último Ejecutivo socialista decidió impulsar no sólo la privatización parcial de Aena --que finalmente ejecutaron los 'populares'-- sino también la total en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, que no fue llevada a cabo.

    "Ahora nos acusan al PP que por privatizar tiene esa situación", ha dicho, entre risas, manifestándose "orgulloso" de que "una empresa pública española sea el primer operador del mundo", en referencia a Aena. "El Gobierno tiene que respetar los contratos en vigor y el reparto de competencias. Una vez fracasa la mediación, toma las medidas oportunas. La Guardia Civil ya estaba en el aeropuerto. Sólo hemos puesto un árbitro", ha dicho.

    "UN INEVITABLE AUMENTO DE CONFLICTIVIDAD".

    Por parte de En Comú, su portavoz Xavier Domènech, ha argumentado que el conflicto sí que tiene relación con la última reforma laboral, ya que desde su puesta en marcha "solo se compite reduciendo salarios". "¿Cómo se puede decir que el proceso de precariedad de este país no tiene que ver con la reforma?", se ha preguntado, achacándolo también al "modelo de subcontratación y privatizaciones".

    Así, ha augurado un aumento "inevitable" de la conflictividad, "tanto en Aena, como en otros sitios, en los próximos meses", ya que durante la crisis, ha dicho, "los trabajadores que han asumido costes como nadie en la sociedad, ahora oyen el discurso de la recuperación".

    "Vemos pornográficamente como Aena, con beneficios brutales y beneficiando a fondos buitres, quiere mantener las mismas condiciones laborales", ha apostillado el diputado, que también ha criticado la cobertura del servicio con agentes de la Guardia Civil, que ha encuadrado como "una estrategia de presión a los trabajadores". "Si la única respuesta que tienen es la Guardia Civil y los laudos, creo que van a fracasar", ha remachado.