4 de junio de 2020
3 de abril de 2020

S&P cambia la previsión de Société Générale de positiva a estable

S&P cambia la previsión de Société Générale de positiva a estable
S&P cambia la previsión de Société Générale de positiva a estable - SOCIETE GENERALE - ARCHIVO

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

S&P Global Ratings ha revisado la previsión de la francesa Société Générale, cambiándola de 'positiva' a 'estable', así como a algunas de sus filiales como Komercni Banka.

La firma también ha confirmado la calificación de 'A/A-1' a largo y corto plazo tanto para la compañía como para las filiales del grupo que operan en países en los que existe un régimen de resolución efectivo, lo que supone una posible estrategia de resolución bancaria.

"Revisamos la perspectiva a estable después de una revisión de los resultados de Société Générale en 2019 y considerar todas las incertidumbres sobre las perspectivas de rentabilidad para 2020 en el contexto de la pandemia del coronavirus", ha explicado.

S&P señala que las métricas de rentabilidad de Société Générale no han mejorado en la medida en que lo esperaban, en parte debido a factores externos, como el impacto negativo de las tasas de interés bajas a largo plazo y en particular sobre los ingresos del sector 'retail'. También ha apuntado a factores estructurales, como la dificultad para encontrar retornos óptimos ajustados al riesgo en la división de banca de inversión.

"Dadas las consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19 en muchos mercados donde opera el banco, especialmente en Europa, consideramos que es poco probable que el perfil financiero vea una mejora en el corto a mediano plazo", ha apostillado.

Por otra parte, la perspectiva estable de Société Générale refleja la expectativa de la firma de que el banco continuará construyendo un amortiguador sostenible de deuda, equivalente al menos al 8% de sus 'RWA' en el transcurso de 2020.

S&P también ha advertido de que, en este contexto difícil, si el banco no logra una mejor configuración en términos de negocios, rendimientos y eficiencia de costes, su solvencia crediticia podría debilitarse.

"Bajaríamos nuestras calificaciones de SG si encontrara problemas materiales de calidad de activos en medio de la desaceleración económica actual, o eventos de pérdidas significativas debido a sus actividades de mercado y balance complejo", ha subrayado.

Al mismo tiempo, las calificaciones a largo plazo sobre la empresa mejorarían si dispone de instrumentos que permitan absorber pérdidas para proteger a los acreedores 'senior', al tiempo que mejor su rentabilidad de manera sostenible.