26 de junio de 2019
  • Martes, 25 de Junio
  • 1 de abril de 2016

    Talgo da un bonus de 21 millones de euros en acciones al presidente y al consejero delegado

    Talgo da un bonus de 21 millones de euros en acciones al presidente y al consejero delegado
    EUROPA PRESS

    La compañía pagó un total de 101,7 millones en acciones a un conjunto de 21 directivos por esta "retribución extraordinaria"

       MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Talgo abonó el pasado año a su presidente, Carlos de Palacio, y a su consejero delegado, José María Oriol, un bonus "extraordinario" total de 21,5 millones de euros en forma de entrega de acciones de la empresa coincidiendo con la salida a Bolsa del fabricante de trenes en mayo de 2015.

    Así, el presidente y el primer ejecutivo recibieron títulos de la compañía por 10,78 millones de euros, respectivamente, que se sumaron a su retribución en metálico.

    En este sentido, Carlos de Palacio cobró 459.000 euros en 2015, un 11% menos que en 2014, mientras que Oriol percibió un salario de 393.000 euros, un 18% menos, según consta en el informe de retribuciones de Talgo del pasado año.

    Así, la retribución total del presidente de Talgo durante el pasado año, sumando el sueldo y el bonus extraordinario, ascendió a 11,24 millones de euros, y la del consejero delegado, a 11,17 millones de euros.

    En cuanto al bonus cobrado en acciones, la compañía detalla que corresponde a una "retribución extraordinaria" que la compañía articuló a favor de los consejeros ejecutivos y otros directivos de la empresa, "como consecuencia de un plan de retribución en acciones ligado directamente a la admisión a cotización de la sociedad en Bolsa", estreno que tuvo lugar el 7 de mayo del pasado año.

    101 MILLONES PARA 21 DIRECTIVOS.

    En total, Talgo destinó un total de 101,7 millones de euros en acciones a un total de 21 directivos en el marco de esta paga extraordinaria.

    En concreto, y según explica en su memora anual, el pago deriva de contratos firmados a finales de 2012 con dicho grupo de 21 directivos que incluían un plan de remuneración en acciones a largo plazo.

    El plan estaba vinculado al cumplimiento de objetivos del plan de negocio de la empresa, a sus objetivos de crecimiento (fundamentalmente, la consecución de nuevos contratos) y a la permanencia de los directivos en el grupo.

    Talgo explica que en 2015, tras materializarse la salida a Bolsa de la empresa, procedió a dar cumplimiento al plan.

    En concreto, compró títulos propios en Bolsa para repartir entre los directivos por 54,7 millones de euros y pagó las correspondientes retenciones a Hacienda por otros 47 millones de euros.

    Respecto a la remuneración en metálico de los consejeros ejecutivos de Talgo, la empresa detalla que incluye un componente variable "fijado conforme a unos criterios revisados anualmente" sobre la evolución de la compañía a partir de su beneficio bruto de explotación (Ebitda), el margen bruto y la deuda financiera neta.