15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    Thyssenkrupp suprime el dividendo y prepara despidos tras multiplicar por cinco sus pérdidas

    Mantiene "todas las opciones" para su filial de ascensores, que podría sacar a Bolsa en 2020

    ESSEN (ALEMANIA), 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El grupo industrial alemán Thyssenkrupp registró pérdidas de 304 millones de euros al cierre de su año fiscal, lo que supone multiplicar por cinco el resultado negativo de 62 millones contabilizado el año anterior, tras lo que la multinacional ha suprimido el dividendo y anunciado ajustes de plantilla, así como que incumplirá sus metas a medio plazo y llevará a cabo una reestructuración en la que "no habrá piedra sin remover" en la empresa, que anticipa "mayores pérdidas" el próximo ejercicio.

    Las acciones de Thyssenkrupp, que abandonaron el selectivo Dax 30 de la Bolsa de Fráncfort el pasado 23 de septiembre para pasar a cotizar en el índice MDAX, que incluye 50 empresas de media capitalización, se dejaban más de un 10% de su precio tras conocerse las cuentas de la compañía, que ha perdido cerca del 20% de su valor en lo que va de 2019.

    La compañía, que ha destacado la "dificultad del entorno económico" al que se ha enfrentado en su último ejercicio, concluido el pasado mes de septiembre, logró un incremento del 1,2% de la entrada de pedidos, hasta 41.994 millones de euros, mientras que la facturación del grupo sumó 41.996 millones, un 1,1% más que en el ejercicio precedente.

    "El desempeño de muchos de nuestros negocios no está siendo satisfactorio", reconoció Martina Merz, quien asumió al final de septiembre el cargo de consejera delegada de Thyssenkrupp durante un periodo de doce meses en sustitución de Guido Kerkhoff. "Las necesarias medidas de reestructuración no fueron implementadas con la necesaria consecuencia. Abordaremos esto ahora. Rápida y sistemáticamente.", añadió.

    En este sentido, el conglomerado industrial confía en que todas las medidas iniciadas resultarán en una mejora de su operativa, aunque reconoce que sus efectos plenos no serán visibles aún en el actual ejercicio, en el que prevé que los márgenes de negocio seguirán viéndose afectados negativamente por la debilidad económica, así como posibles cambios en la cartera de la empresa.

    De este modo, Thyssenkrupp no espera cumplir los objetivos a medio plazo fijados en agosto de 2018 para su ejercicio 2020/2021, añadiendo que los diferentes negocios de la empresa alcanzarán sus respectivas metas en distintos plazos en función de sus ciclos específicos.

    En este contexto, la nueva junta de Thyssenkrupp se ha fijado cuatro prioridades claras, centrándose en mejorar los resultados, la colocación parcial en Bolsa del negocio de ascensores, la viabilidad del negocio del acero y el desarrollo posterior de la organización.

    De cara al ejercicio en curso, la compañía alemana anticipa una evolución más débil en el negocio de materiales, lo que, sumado a la esperada multa por parte de las autoridades de competencia y unos costes de reestructuración significativamente más elevados, darán como resultado unas pérdidas netas "significativamente mayores".

    RECORTE DE PLANTILLA.

    La consejera delegada de Thyssenkrupp ha indicado que el proceso de reestructuración ya ha dado comienzo en el área de ingeniería de sistemas, donde se llevará a cabo el recorte de 640 puestos de trabajo.

    Asimismo, como parte del desarrollo de la organización, con jerarquías menos marcadas, se disolverán las gestoras de las divisiones de soluciones industriales y tecnologías de componentes, mientras que la plantilla de la sede de Thyssenkrupp se reducirá a unos 430 empleados desde los actuales 800 durante los próximos doce meses.

    "Actualmente, no dejamos piedra sin remover en la empresa", aseguró Merz, para quien existe margen de mejoría en el desempeño diario de muchos negocios de Thyssenkrupp. "Hay empresas del grupo que están entre las mejores de su sector, pero esto no debería esconder la urgente necesidad de tomar medidas en otros", añadió.

    ASCENSORES.

    Por otro lado, la nueva dirección de Thysennkrupp se ha fijado como prioridad seguir adelante con la colocación parcial en Bolsa de su negocio de ascensores o su venta el próximo ejercicio. "Trabajamos en todas las opciones", indicó la empresa.

    En este sentido, la compañía espera completar a finales de año los preparativos internos de cara a una potencial OPV y ha desvelado que ha recibido ofertas indicativas por parte de inversores estratégicos y financieros, señalando que, sobre la base de la 'due diligence', espera ofertas vinculantes sobre las que negociar el próximo año.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en mercado financiero