16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 13 de noviembre de 2016

    Todo lo que una startup tiene que plantearse antes de dar el salto al extranjero

    Todo lo que una startup tiene que plantearse antes de dar el salto al extranjero
    EUROPA PRESS

    MADRID, 13 Nov. (EDIZIONES) -

    La aspiración de cualquier empresa es crecer y consolidarse en el mercado. Y al deseo de expansión no son ajenas las startups. De hecho, la internacionalización es uno de los principales objetivos de las pequeñas empresas apoyadas en la tecnología que desean comercializar sus productos y servicios más allá de las fronteras de España.
    IntePero dar el paso no es fácil. Para que la expansión internacional resulte fructuosa se deben analizar antes los factores que intervendrán en el buen desarrollo del ejercicio.

    Por eso, y por si estás pensando en dar el salto al extranjero con tu startup, desde Mercado Financiero hemos recopilado las principales claves a las que hay que atender antes de la internacionalización y cuáles son los mejores países para instalarse.

    1. ESPERAR A ESTAR CONSOLIDADO

    Adelantar los tiempos no es recomendable. Por eso, desde la startup británica GoCardless aconsejan que antes de empezar a hacer negocios en el exterior, las startups deben asegurarse de que son sólidas y de que no tiene debilidades.

    El momento perfecto no existe, por eso, para dar el paso una startup solo debe fijarse en su propia capacidad y dejar de lado los factores externos.

    2. INVESTIGAR EL NUEVO MERCADO

    El idioma, la cultura y las leyes de cada país condicionan a los consumidores y a las características de las empresas y su funcionamiento. Por eso, es muy recomendable que antes de entrar en un país extranjero se haga un análisis exhaustivo de los rasgos de su mercado y se conozcan los aspectos burocráticos y administrativos del mismo.

    Además, es imprescindible conocer si existe la demanda adecuada, cuál es la competencia a la que se enfrenta, cuál debe ser su evolución en el mercado así como detectar posibles amenazas u oportunidades.

    3. OFRECER ALGO NUEVO

    Hay que ser consciente de que la competencia puede haber llegado antes al nuevo 'target'. Por eso es recomendable ofrecer alguna ventaja diferencial y un precio competitivo que llame la atención del consumidor.

    4. ADAPTAR LOS COBROS

    Para evitar papeleos innecesarios y ganar agilidad en el cobro es importante adaptar el sistema de transacciones a la legislación y el mercado local.

    5. COLABORAR CON NATIVOS

    Para que la expansión sea fructífera es necesario que la empresa tenga una buena acogida en el mercado, y para garantizar eso lo mejor es contar con colaboradores nativos que conozca el mercado, las costumbres y el idioma.

    Una buena idea es formar un equipo en el que se mezclen personas que conozcan perfectamente la filosofía de la empresa con colaboradores expertos en el mercado.

    EN EUROPA: INGLATERRA Y ALEMANIA

    Los mejores destinos para internacionalizar una startup dentro del continente europeo son Inglaterra y Alemania, según aseguran desde la firma de asesoría Ad&Law, quienes se basan en el uso de las tecnologías en cada sociedad para elaborar sus conclusiones.

    Inglaterra es una buena opción por la gran consolidación de su mercado y por la gran inversión en centros tecnológicos que ayudan al desarrollo de los emprendedores.

    Por su parte, Alemania es una buena opción tanto por su potencial económico como por compartir con España la legislación europea, lo que facilita mucho la expansión empresarial entre países.

    EN AMÉRICA: CANADÁ, EEUU Y CHILE

    El arraigado uso tecnologías en EEUU hace de este país un destino muy apropiado para las startups (el 72% de la población tiene un smartphone).

    Pero en este caso el análisis de la competencia es vital, ya que desde Silicon Valley surgen miles de startups distintas que pueden ser competencia y dificultar la expansión.

    Canadá también tiene cotas altas de uso de tecnología y es un país de enorme estabilidad política, lo que lo convierte también en uno de los mejores destinos al otro lado del Atlántico.

    Por su parte, Chile es el mejor destino para internacionalizarse en Latinoamérica. El parecido cultural y la lengua facilitan mucho las transacciones además de ser un país en el que el 65% de la población hace uso de teléfonos inteligentes.