18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 31 de octubre de 2017

    Toshiba España impulsa sus ventas en la Administración Pública, pero detecta una ralentización en Cataluña

    Toshiba España impulsa sus ventas en la Administración Pública, pero detecta una ralentización en Cataluña
    TOSHIBA

    MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Toshiba España ha anticipado que cerrará 2017 con cifras "muy buenas" gracias en parte al impulso de las ventas a las administraciones públicas, aunque ha detectado una ralentización en Cataluña debido a que la situación en la Comunidad Autónoma por la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) ha retrasado algunos contratos.

    El director general de Toshiba España, Emilio Dumas, ha remarcado que 2017 ha sido "espectacularmente bueno" en el negocio con las administraciones públicas y anticipa un noviembre "excelente" no sólo en la Administración Central del Estado, sino también en comunidades como Madrid, Andalucía, Canarias o Castilla La Mancha.

    En este sentido, ha adelantado que prevén acabar el año con más de cinco millones de euros en ventas a la Administración General del Estado, lo que supone "casi el doble que el año anterior", cuando las ventas se vieron afectadas por la inestabilidad política y la prórroga de los presupuestos.

    Respecto a Cataluña, ha apuntado que se ha producido una ralentización de las ventas en la región en los últimos meses, aunque "nada dramático", ya que todo lo sucedido en los últimos meses ha retrasado algunos contratos y ha hecho que los procesos sean menos ágiles y más lentos que antes.

    Pese a ello, la compañía ha recalcado que Cataluña va a seguir siendo una región "muy importante" para la compañía, donde tiene un peso del 25% similar al que tiene la región en la economía española, y ha incidido en que, pese a la situación, empresas catalanas han seguido cerrando acuerdos esta semana con la compañía.

    De cara la próximo año, Dumas espera que el comportamiento del negocio de la Administración Pública sea "mejor". Así, ha agregado, que, aunque podría verse perjudicada si no se logran aprobar unos Presupuestos Generales, la obsolescencia del parque tecnológico supone una "oportunidad" para la empresa. "De toda carencia hay que hacer una oportunidad", ha apostillado el director comercial de Toshiba España, Luis Polo.

    Respecto a otros sectores, ha destacado la fortaleza de los relacionados con los seguros, la banca, la construcción o la seguridad, mientras que ha sido un año más débil en educación, ya que no contaban con los equipos más habituales en este sector, que es "muy competitivo" y con una baja rentabilidad.

    DISPOSITIVOS VENDIDOS.

    Por otro lado, Dumas ha destacado que la compañía comercializó en España un total de 54.500 ordenadores portátiles en el sector profesional durante los nueve primeros meses del año y que prevé cerrar el año 2017 con más de 70.000 dispositivos vendidos.

    En este sentido, ha incidido en que el precio medio de la marca se sitúa actualmente cerca de los 800 euros por dispositivo, lo que supone un 12% más que el precio medio de hace en un año y ha permitido que la rentabilidad de la compañía acabe el año con un incremento de entre el 5% y el 7%.

    Toshiba también destaca que de todos los portátiles vendidos en los nueve primeros meses del año alrededor de un 40% eran ultraligeros (peso inferior a 1,5 kilogramos), lo que demuestra, según Dumas, "el éxito de la compañía en su apuesta" por este segmento de dispositivos basados en la innovación tecnológica y la calidad.

    Respecto a la crisis que ha vivido el grupo japonés recientemente, Dumas ha remarcado que ya está superada, dado que ha dejado de estar bajo vigilancia de las autoridades bursátiles, y ha asegurado que lo que antes era "un dolor de cabeza" en las reuniones con los clientes ahora ni se menciona.