19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 22 de octubre de 2019

    Villar Mir negocia ceder el control de OHL a la familia mexicana Amodio

    Villar Mir negocia ceder el control de OHL a la familia mexicana Amodio
    Juan Miguel Villar Mir y su hijo y sucesor en OHL - OHL - ARCHIVO

    MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El grupo Villar Mir negocia la entrada de la familia mexicana Amodio Herrera en el capital de OHL mediante la venta de parte de la participación del 33% que la familia de Juan Miguel Villar Mir tiene en la constructora y de una inyección de capital de los mexicanos.

    En virtud de esta operación, los Amodio se harían con una participación algo superior al 20% de la compañía, pero sin superar la cota del 30% que obliga a lanzar una OPA sobre el 100% de su capital.

    De su lado, los Villar Mir reducirían su participación de socio de referencia histórico de OHL, grupo que Juan Miguel Villar Mir fundó a partir de la compra hace 32 años de la firma vasca Obrascón.

    Los Villar Mir y los Amodio están "manteniendo conversaciones", sin que hasta el momento hayan alcanzado acuerdo vinculante alguno, según confirmaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre la información adelantada por 'Expansión'.

    La transacción que negocian se articularía a través de una doble operación. Por un lado, la familia mexicana realizaría una inyección de capital a OHL a través de una ampliación de capital que les supondría hacerse con alrededor del 20% del capital resultante.

    A este porcentaje sumarían parte de la participación de los Villar Mir que la familia les vendería, según aseguran, "en interés de la sociedad y sus accionistas".

    El 33% que los Villar Mir tienen en OHL presenta un valor de unos 100 millones de euros en función de los actuales precios de mercado de la empresa, que la víspera cerró en Bolsa a 1,079 euros y que se mantiene en mínimos históricos pese a la revalorización anual del 65% que acumula. De su lado, la toma de 20% por parte de los Amudio, a precio de mercado, supondría unos 63 millones.

    La operación, que en caso de cerrarse se someterá a una junta extraordinaria de OHL, constituiría el segundo 'rescate' de una gran constructora cotizada española por parte de inversores mexicanos cuatro años después de que Carlos Slim abordara un acuerdo y una operación similar con Esther Koplowitz y FCC.

    DESINVERSIONES DEL GRUPO VILLAR MIR.

    En el caso de OHL, la transacción se enmarca además en la 'cascada' de desinversiones que la corporación de Juan Miguel Villar Mir viene realizando para reducir su deuda. Así, tiene lugar tras vender recientemente Ferroatlantica y, hace unos meses, su participación en el proyecto Canalejas de Madrid, entre otros activos.

    Dentro de este proceso, la corporación familiar anunció el pasado mes de marzo que había contratado a Société Générale para analizar "de forma ordenada y con asesoramiento" las eventuales muestras de interés y ofertas que llegaran por OHL.

    No obstante, el grupo ya había recibido previamente muestras de interés por OHL , como la que, según reconoció entonces, le llegó en septiembre de 2017 de China State Construction Corporation (CSCE), una de las mayores constructoras del mundo.

    La eventual entrada de los Amodio supondrá el primer cambio importante en la estructura de capital en la historia de OHL. Se registra en tanto la empresa trata de superar el proceso de saneamiento y reestructuración que acomete desde 2013, que también le ha llevado acometer desinversiones de activos y negocios, entre ellos el de concesiones, tras las que se ha reconvertido en mera empresa constructora.

    En cuanto a este proceso, OHL indicó a comienzos de años que contemplaba el ejercicio 2019 como un "año de transición" hacia la consecución, a partir de 2020, de ganancias con las que superar los 'números rojos' de los tres últimos años.

    De hecho, la compañía prevé cerrar 2019 con un Ebitda de más de 45 millones de euros, el primero anual positivo en cuatro años. La constructora ya saldó con Ebitda positivo el último trimestre de 2018 y los dos primeros de 2019.

    No obstante, OHL aún tiene que acabar de digerir la veintena de proyectos internacionales fallidos, los denominados 'legacy', uno de los cuales, la construcción de un hospital en Qatar, le puede suponer una reclamación de más de 1.000 millones de euros por parte de este Estado.

    Para leer más